sábado, 28 de enero de 2012

Albóndigas con harina de arroz (apta celíacos)

El otro día le quitaron los aparatos a mi sobrino y ahijado, Andrés. Decía en Facebook (literalmente): "y después.... Chicles y Kikos Everywhere!".
Entonces yo me puse a recordar cuando yo también los llevaba.

Fueron muchos años, y luego... bueno, luego el agua vuelve a su cauce (eso dicen, ¿no?)... pues los dientes, también. No tanto, claro está, pero si tienden a ir p'allá no se van a quedar p'acá para toda la vida...
Recuerdo que los llevé desde 7º de EGB (mi año fatídico: me pusieron gafas y aparatos) y me los quitaron quizá en 2º de Bachillerato. Cuando me los iban a quitar, yo estaba emocionadísima, y lo más absurdo que llegué a escuchar, de manos de mi noviete de entonces, que me quería mucho: "............... ¿y si cuando te los quites te veo rara y no me gustas?"
..
...
....
Jajajajajaja......... mi respuesta no pudo ser otra: "pues hijo, ¡no tengo intención de dejármelos puestos para asegurarme que me quieres!"

Hoy, cuando me acordé, me tronchaba sola.

Luego estuve años poniéndome los aparatos por la noche, y aún hoy tengo pesadillas a veces, imaginando que suena el teléfono y yo, que estoy durmiendo, lo tengo que coger y no me puedo quitar los aparatos. Además... tengo que responder algo importante, pero el que ha llamado... ¡no me entiende! ofú, ¡qué mal lo paso!

La verdad es que decidí dejar de ponérmelos cuando en el penúltimo año de carrera, en una revisión semestral del dentista, me dijo: "¿cuándo acabas la carrera?", "pues dentro de año y medio"... "pues ven a verme cuando ya la hayas acabado"......

¡Por favor! andayaquetevaaveniraverquienyotedigaporqueyonovuelvomásynomeesperesqueantestejubilastú!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Ahora, años después, tengo que llevar una férula de descarga porque según el dentista aprieto los dientes al dormir. Yo a eso lo llamo "los dientes", y es más cómodo que los aparatos, aunque tampoco me hace demasiada ilusión, la verdad, y hay días que no me lo pongo.
Cuando me voy a dormir, le digo a Alberto: "¿me pongo los dientes o vamos a hablar un rato?" o... "¡hoy no me pongo los dientes!"........ vamos, que parezco una abuela hablando de la dentadura postiza...
Hay quien lo llama bozal, pero me gusta más cómo lo llamo yo... jajajajaja...



El caso es que estas albóndigas eran ideales para mi sobrino, porque están mucho más que tiernas........ tierníiiiiiiiiiiiiiiisimas... Además, son muy ligeras, pues están hechas al vapor, ya que desde que las hice por primera vez, no las hago de otra manera.
Pero ahora, Andrés, tú eliges: albóndigas o kikos!!!!

El resultado...

INGREDIENTES
-500 gr. de carne de ternera/cerdo/potro o mezclada, a vuestro gusto
-1 cucharada de harina de arroz + más harina para rebozar
-1 diente de ajo
-1 cucharadita de perejil
-1 huevo
-4 cucharadas soperas de salsa de tomate casera
-Puré de verduras del caldo (yo, las verduras de haber hecho caldo siempre las bato para hacerlas puré, a veces tomo el puré solo, otras veces lo uso como fondo para platos o guisos) Si no se dispone de este puré, se puede hacer uno así.
-Agua
-Sal
-Aceite (para pintar la bandeja de vapor)




PREPARACIÓN
-Si no tenemos el puré de verduras hecho, será lo primero que tendremos que hacer.
-Aparte, preparar la masa de las albóndigas, mezclando la carne picada, el huevo, 1 cucharada colmada de harina de arroz, sal, la cucharadita de perejil y un diente de ajo picado muy, muy pequeñito. Mezclar todo bien, darle forma a bolitas del tamaño elegido, y rebozarlas en harina de arroz.
-En una olla, mezclar las cucharadas de salsa de tomate con el puré de verduras y agua (la cantidad de agua hasta que la salsa quede algo más líquida de lo que nos gustaría). Remover bien y poner a calentar a fuego muy lento.
-Preparar nuestra olla para cocinar al vapor con la cantidad indicada de agua y sus accesorios (yo uso la olla rápida, con su cestillo), pero hay muchas otras opciones en el mercado.
-Pintar el cestillo de aceite de oliva, con un pincel. Con ello, evitaremos que las albóndigas se peguen en él.
-Añadir las albóndigas, separadas entre sí, y cerrar la olla. Cocinar durante unos 3-4 minutos (desde el momento en que la olla suelte vapor, que querrá decir que el agua está hirviendo).
-Despresurizar si hace falta, sacar las albóndigas directamente a la olla de la salsa, y meter otra tanda de albóndigas crudas para cocinar al vapor, hasta que se acaben todas. Las tandas siguientes pueden cocinarse en menos tiempo, pues el agua ya está caliente.
-Una vez las tengamos todas en la olla con la salsa, remover cuidadosamente, y añadir más agua si hiciera falta. El almidón de la harina de arroz hará espesar la salsa, así que puede ser que le tengamos que echar más. A mí me gusta la salsa bien espesita.
-Cocinar el conjunto a fuego lento, con la tapa puesta, durante una media hora, removiendo de vez en cuando.



NOTAS
-¡Las albóndigas MÁS MELOSAS que he comido en mi vida! Prefiero, desde ahora, usar harina de arroz en vez de pan rallado.
-Cuanto más tiempo estén haciendo chup-chup, más tiernas quedarán.
-Evidentemente, se pueden hacer las albóndigas con la salsa que más nos guste.
-Si encontramos que las albóndigas no acaban de cocinarse por dentro, cuando las hagamos al vapor, no pasaría nada, pues en la salsa terminarán su cocción.


Y con esta receta, apta para dieta, intolerantes al gluten, personas con problemas de masticación y en general para cualquiera (a todos les gustarán) participo en el concurso del blog Gastronomía Solar. La verdad es que no tenía ni idea de la cantidad de aparatos que existen para cocinar únicamente con la luz solar... Creo que esta receta se podría cocinar perfectamente con energía solar, y me parece buena idea presentarla al concurso. Vosotros todavía tenéis tiempo, pero ¡sólo hasta el 31 de enero!

28 comentarios:

  1. qué ricas tienen que estar estas albondigas y seguro que quedan muy suaves con esa harina...
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  2. Menuda pesadilla, pero solo es eso una pesadilla.
    En cambio las albóndigas no nos traerán malos sueños. Tengo un paquete de harina de arroz, probaré. Yo las hago últimamente en el horno.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  3. Ja ja ja niña yo también use hierros en los dientes muuuuchos años !!! Unos 5 o 6 diría yo, vaya palo, pero que alegría cuando los quitan verdad? Luego los de quita y pon de mantenimiento allí se quedaron, después de tantos años con fijos ... quien tiene ganas de seguir ???
    Unas albondigas tremendas, yo también me apuntoa tu casa a comer !!!
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja que gracia tienes hija de mi vida, me he reido un rato leyéndote. Te imagino diciendo "andayaquetevaaveniraverquienyotedigaporqueyonovuelvomásynomeesperesqueantestejubilastú!...y me parto jajajaja.
    En fin criatura, a lio con las albondigas, que no solo te han quedado sabrosonas y tiernas, sino que además estoy segura de que ya no queda ni la primera.
    Suerte en el concurso, simpaticona !!.

    Bicossss

    ResponderEliminar
  5. Yo también lleve aparato, el mio era de quita y pon, en cuanto salía de casa me lo quitaba, lo perdi 2 veces. No veas las broncas, jaja me he acordado de ello. Qué divertido que nos lo hayas contado, se me han apetecido las albóndigas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Helena!!! oye! tienes que poner tu blog en tu perfil, que si no no podemos ir a visitarte!!!! Besos!

      Eliminar
  6. Pues la suerte es que te decidiste en un buen momento, yo estoy de ortodoncistas a mis casi 30 tacos porque no quise en su momento y ahora me lo estoy pensando por el miedo a que me quiten las muelas! nada, que sigo pareciendo una cría! jajaja las albóndigas muy ricas seguro, al vapor me encantan. Me quedo por tu cocina.

    besos

    ResponderEliminar
  7. las albondigas de muerte lenta nena!! y ni que decir tiene q me parto de la risa con tus anecdotas, q rica q eres!
    cuanto me gusta reir con tus cosas. VIVAN LOS KIKOS.
    besitos salados desde el sur bellezon.

    ResponderEliminar
  8. Que gracia, me ha encnatado tu entrada. Las albóndigas buenísiiiiimas y el relato también. Yo llevaba los aparatos de poner y quitar, sí qeu por suerte para comer chicle me los podía quitar. Pero igual era un rollo.

    Un abrazo grande,

    ResponderEliminar
  9. jajajaja, vaya historia!! de todos modos, cómo tienen que estar de duras unas albóndigas para romperle los aparatos a alguien!! ajajaja.
    Pues yo los he llevado 2 veces, una cuando tenía 15 años o así, durante 5 años, y otra vez... durante 2 años...., me los quitaron el año pasado (con 30) y porque dije que me los quitaran, malditos dentistas que hacen lo que sea para sacarte las perras.... . grrrr...

    pero bueno, al grano... Andrés no sé, pero yo me quedo con los kikos!! jajaja, que no que no, con esa pinta no hay duda!.

    ResponderEliminar
  10. tienen una pinta magnífica, y tiernitas, tiernitas, no?

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu receta!!! y me troncho contigo hija!!! jajaja!

    ResponderEliminar
  12. hoy he hecho yo precisamente crepes con harina de arroz y tan buenos como los normales! está bien animarse a introducir este ripo de productos ;)

    ResponderEliminar
  13. Pues yo, si fuera tu sobrino, me quedaba con estas albóndigas jeje tienen una pinta riquísima.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Yo también llevé aparato dental, pero no de peque, sino ahora con 36 añitos, imagíname en el paritorio y yo con los hierro,pensé que se me salían con cada empujón :-)
    Las albóndigas es uno de mis platos preferidos, te han quedado estupendas.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  15. Hola! Yo también pasé por ese calvario... encantada de haberte conocido y maravillosas recetas! me he hecho seguidora de tu blog porque de verdad que me ha encantado!

    Yo también tengo un blog de cocina por si te ánimas a visitarme,
    es http://www.cocina-casera.com ! espero que te guste!

    Un saludo amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bea!!!!! no puedo comentar en tu blog, no encuentro el apartado para poner los comentarios! aunque sí para compartir en face y twitter....... me ayudas?
      Besos!!!

      Eliminar
  16. Nunca las he preparado con harina de arroz muy interesante las haré ,abrazos y abrazos

    ResponderEliminar
  17. yo no he usado esta harina nunca,pero se ven muy cremositas,
    un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Buenísimas las albóndigas, gracias por compartirlas para el concurso. Puedes ver tu participación en:
    http://gastronomiasolar.blogspot.com/2012/01/ultimos-participantes-en-el-concurso-de.html

    ResponderEliminar
  19. ufff, lo de los dientes me tiene sensibilizada porque a mi peque le han puesto un aparato para ensancharle el paladar y dos brakets para corregir la mordida cruzada y... esto no ha hecho más que empezar...
    El pobrecito mío tiene más paciencia que job, y más cuando yo le llamo..." mi pequeña caja de herramientas" :( ¿tiene o no tiene paciencia la criatura?
    OYe que eso de la harina de arroz me ha encantado, que se ven muy ricas y que te des por copiada.

    besazos !!

    ResponderEliminar
  20. locasita, suerte en el concurso, éstas albondigas tienen una pinta..., que seguro las prefirió Andrés!
    Me ha encantado tú entrada, 2 de mis hijos llevaron aparato , a mí hija , se lo quitaron 3 dias antes de las fiestas de mi pueblo, te puedes imaginar...!
    Besitosss.

    ResponderEliminar
  21. Ah!, para mí es novedoso hacerlas al vapor , cuanto estoy aprendiendo ...!

    ResponderEliminar
  22. Holaaaa, vaya si me gustan! nunca las he cocinado al vapor y desde luego que lo haré, es otra opción que también me gusta, y bastante. aprovecho para desearte mucha suerte en el concurso. Es muy bueno el blog de gastronomía solar verdad? yo también participo.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  23. ja,ja ahora todos nos toca llevar la ferula de descarga,no sera otro negocio de los dentistas,
    buenas albondigas que se comen solas y buena salsa,como tiene que ser
    beso

    ResponderEliminar
  24. Fabulosas albóndigas!!! Las voy a hacer!

    ResponderEliminar
  25. Me alegra que os hayan gustado, muchas gracias!!!
    Besos para todos, que son gratis, y no engordan!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en mi blog. Leo todos los comentarios pero por falta de tiempo sólo contesto aquellos en los que se me hace una pregunta o sugerencia explícitamente.
Comentarios de Anónimos no están permitidos para evitar el spam. Disculpad las molestias.