martes, 23 de junio de 2015

Bizcochitos de nata rellenos de mermelada

Hoy tocaría coca, pero yo nunca la hago. O la hace mi hermana, que la hace bien rica, o la compramos. 
Me gusta el olor a pólvora, pero no los sustos y miedo a quemarme o que me explote uno demasiado cerca así que, como casi todos los años, nos quedamos en casa. Hoy será una cena guarri donde las haya: pizza y después coca... pero ya lo equilibraremos comiendo bien el resto de la semana... jejejeje.


Os presento unos bizcochitos de nata, con un relleno muy especial. En ellos uso 3 productos de la caja de Degustabox de abril, y que todavía no había publicado, porque como siempre, voy con retraso.


Los bizcochos llevan Nata para repostería de Central Lechera Asturiana que aporta una esponjosidad especial a los bizcochos, también azúcar BC, que usando sólo la mitad obtenemos un sabor fantástico y mermeladas Cocina Selecta de zanahoria y calabaza, de La Vieja Fábrica, que le dan al relleno un gusto ideal.


INGREDIENTES
Para los bizcochitos
-200 ml. de nata Mi nata para repostería
-75 gr. de azúcar BC (o 150 gr. si usamos azúcar normal)
-3 huevos
-1 gota de esencia de limón
-200 gr. de harina bizcochona (si usamos harina normal, añadir 10 gramos de impulsor químico/levadura Royal)

Para el relleno y frosting
-Mermelada de zanahoria Cocina Selecta La Vieja Fábrica
-Mermelada de calabaza Cocina Selecta La Vieja Fábrica
-120 gr. de queso batido 0%
-50 gr. de azúcar glass
-30 gr. de mantequilla sin sal
-Canela molida




PREPARACIÓN
Para los bizcochitos
-Precalentar el horno a 180ºC.
-En un recipiente, añadir el azúcar, la nata, los huevos y la gota de esencia de limón, y batir todo.
-Incorporar la harina bizcochona (o harina y levadura) y mezclar bien.
-Vaciar la mezcla en los moldecitos de silicona elegidos (o un molde grande, si preferimos).
-Introducirlos en el horno y dejarlos durante el tiempo que estimemos hasta que al hacer la prueba del palillo esté cocinado:
15 minutos en mini-moldes de corona
20 minutos en mini-moldes sin agujero central
25/30 minutos en molde grande
-Dejar reposar los bizcochos (si los desmoldamos en caliente se nos romperán). 

Para el frosting
-Mezclar con batidora el queso batido 0%MG con la mantequilla y el azúcar glass, hasta que tenga la consistencia deseada y el dulzor que nos interesa. En mi caso lo quería bastante líquido, para escurriera por los pastelitos. Meterlo en la nevera para que tome un poco más de consistencia.

Montaje y relleno
-Desmoldar los pastelitos, una vez estén tibios y/o fríos.
-Abrirlos por la mitad.
-Rellenar con las mermeladas al gusto (yo puse mermelada de zanahoria en los más grandes sin agujero, y mermelada de calabaza en los de corona).
-Cerrar los bizcochos. Echar el frosting por encima, al gusto. Espolvorear canela.
-Si no los vamos a tomar al momento, guardar en un recipiente bien tapado en la nevera.



NOTAS
-Si usáis azúcar normal, que no sea BC, recordad poner el doble de cantidad.
-Podéis rellenarlos de la mermelada o crema que más os guste.
-Podéis hacer el frosting con queso crema tipo philadelphia, y añadiendo mucho más azúcar, yo lo quise hacer algo más ligero, tanto de calorías como de textura, para que fuera más bien líquido.
-Recomiendo hacer los bizcochos en moldes pequeñitos en vez de uno grande, para poder comerlos sin que al servirlos se destrocen.
-Si no los vais a consumir todos al momento, guardadlos en la nevera. Casi están más buenos una vez reposados y fríos.
-Quedan absolutamente fantásticos, no dudéis en hacerlos. No dan demasiado trabajo, pues la masa es muy simple, y quedan muy bonitos, si los servimos en platitos individuales adornados con alguna cereza en almíbar o como se os ocurra.






Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras de nata Central Lechera Asturiana, azúcar BC y mermeladas de zanahoria y calabaza La Vieja Fábrica para probarlas y reseñarlas).

martes, 16 de junio de 2015

Degustabox mayo

Hoy toca entrada de nuevos productos con Degustabox, con la caja del mes de mayo. Este mes lo más destacable ha sido que se me ha caído la caja, y uno de los productos se ha roto y no lo puedo valorar, sólo el olor... jejeje.

Además, algunos productos me han gustado mucho, y otros no demasiado. Os lo cuento aquí abajo...

Si todavía no sois fans de su página en Facebook os estáis perdiendo la oportunidad de participar en concursos y estar informados de todas las novedades. También os recuerdo que en Twitter podéis contactar con ellos a través de su cuenta, o mencionarles @Degustabox.

Ya sabéis que cada caja tiene un precio de 14,99 € (gastos de envío incluidos), pero podéis adquirir la primera caja por 9,99 € si ponéis como código promocional XWED7.

Si queréis ver el contenido de las otras cajas que ya he recibido, podéis chafardearlas aquí.

Aquí tenemos el lote al completo de este mes:


El producto que falta en la foto es el Verdejo de Codorniu. Se trata de un verdejo de intensos aromas a manzana y notas a cítricos, de burbuja chispeante y baja graduación (5,5% vol.), con el equilibrio perfecto entre dulzura y acidez. Sólo pude valorar su aroma, y es que se precipitó desde la mesa hasta el suelo y bueno... podéis imaginar...

Y ahora los productos uno a uno.

Alpro Almendras sabor chocolate, de Central Lechera Asturiana (2,19 €)


Me encantó cuando hace unos meses probé la variedad de Alpro Arroz, y como aquella vez venía un vale de descuento para productos de la marca, no dudé en usarlo y probar también la bebida de avena. Y es que por mi parte ya conocía la marca, que me la recomendaron para la bebida de soja, personas a quienes no les gustaba el sabor de la bebida de soja de otras marcas.
Ya sabía que no me defraudaría, y estaba en lo cierto.

Un sabor a chocolate, con el regusto de almendras tostadas... ideal para tomar en cualquier momento del día y hasta para mojar galletas... jijijiji.


De nuevo volveré a usar el vale de 50 céntimos de descuento, para ésta o cualquier otra variedad de la marca. Todas están buenísimas y por gustarme, me gusta hasta la forma del envase. ¿Qué más se puede pedir?


-----


Galletas Diabalance doradas al horno (1,69 €)



Con un 19% menos de carga glucémica, son ideales para ayudar a normalizar los niveles de glucosa. No tienen azúcares añadidos, sino edulcorantes. Como otros productos de la marca que ya hemos probado, son ideales para diabéticos y personas que deben controlar su nivel de glucosa, pero no quieren renunciar a comer cosas ricas.


Están la mar de ricas, además envueltas en paquetitos, para que las puedas llevar en el bolso y tomarlas como tentempié en cualquier sitio. De nuevo un OLE bien grande por la marca. ¡Me encantan sus productos!


-----

La Vaca que ríe palitos sabor campesino (2,19 €)


Para mí La Vaca que ríe es una marca que me inspira total confianza. Sé, antes de probar el producto, que me va a gustar.
Recuerdo de pequeña que no era muy fan de los quesitos en porciones, y sobre todo una de mis hermanas lo era, y mucho. Años después descubrí que el problema era la marca de quesitos, que aunque la que a ella le gustaba tanto era una archiconocida de mucha calidad, yo los encontraba muy duros y poco sabrosos. Cuando compré La Vaca que ríe la cosa cambió. Comencé por los Apericubos, para pasar a las porciones y, más adelante a las porciones light. Llega hasta tal punto mi obsesión que siempre que voy a algún súper y están de oferta, tengo que cargarme con varios paquetes. Mi marido a veces me mira con cara de susto y me dice que no hay nada que me impida respirar mientras me los como, y es que van a la boca enteritos... ummmmmmmmm!!!!


No había probado estos aperitivos, así que era nueva. Cada paquetito tiene un dibujo diferente afuera, y cuando lo abres tiene una letra del abecedario, supuestamente para coleccionar, aunque yo espero que cuando tenga hijos no me pidan coleccionar esas cosas, porque me parece una chorradaaaaa demasiado chorra.
El sabor del queso fantástico, y el de los palitos también, aunque luego noté que se me repetían un poco durante un buen rato, será por las especias...
Para mi gusto, faltaba algún palito más, que realmente cabrían en el mismo envase tal como está diseñado, aunque también tiene su gracia eso de acabar metiendo el dedo o la lengua en el apartadito del queso para rebañar bien el envase.
Una merienda ideal para los peques que no son muy glotones, y más rica y saludable que la bollería industrial, por supuesto.


-----

Latte Macchiato para llevar Illy Issimo (1,75 €)


Una botella de 250 ml. listo para tomar, frío o del tiempo. Nosotros decidimos tomarlo fresquito, pero nos resultó que, pese a ser latte macchiato, por lo que consideramos la variedad más floja que se trata de leche con un poco de café, le faltaba bastante azúcar, pues el sabor a café era muy fuerte.
Eso para nosotros, que no somos amantes del café, pero seguro que a los cafeteros les resulta fantástico... Así pues, me lo esperaba más flojo o más dulce, no fue del todo como lo desearíamos.


-----

Kelia polos Palotes y Kelia polos sin azúcar (1,95 €)



Nos encanta tener polines en casa. Sí... en mi casa se llaman así, ¿en la tuya no?
El año pasado compramos en una grande superficie 3 packs de una marca conocida, porque había oferta de 3x2, y... ¡puaj! una calidad horrenda. Cuando lo chupabas el hielo se quedaba blanco, por no hablar de lo artificial de sus sabores (el de limón parecía que estabas tomando fregasuelos o ambientador del coche...)
Pero sabía que con los Kelia esto no me iba a pasar.
Efectivamente... tanto la versión con azúcar como la de sin tienen unos sabores muy ricos, cuando chupas el polo no se queda el hielo blanco, y tienen el tamaño justo para tomar algo fresquito después de comer.
Recuerdo haber comprado anteriormente la variedad de Kelia sin azúcar y volverme loca luego por no encontrarlos de nuevo. Los buscaba sin azúcar y eso parecía misión imposible. Aunque en realidad los normales no tienen tanto azúcar como para que suponga un gran problema si lo que queremos es cuidar la línea, ya que lo que más llevan es agua, pero vamos, los prefería.
Los de Palotes, sin colorantes artificiales y con una pequeña cantidad de zumo de frutas, son más sanos que otros del mercado, sin renunciar al sabor, sino que además lo acentúan y nos resultan más ricos.


Todavía no hemos probado todos los sabores (fresa, melón, naranja, cereza y cola-mora), pero de momento estamos encantados con todos. Bravo por ambas variedades.


-----

Royal creaciones mousse de Oreo (2,99 €)


Una mousse con sabor a Oreo requeterápida de hacer... seguro que iba a estar muy rica, aunque cargada de azúcares y grasas de esas que me dan un poco de miedito. Pero vamos, por una vez no pasa nada.


Se prepara fácilmente, sólo añadiendo leche fría a los polvos, y batiendo. Veremos que espesa en seguida. En el envase vienen tanto las mangas pasteleras como los minivasitos (tamaño chupito/aperitivo), así que podemos combinar la mousse de nata y la mousse de chocolate de galleta Oreo para presentar unos postres delicatessen la mar de bonitos.


Yo puse un poco más de leche en la mezcla de la mousse de chocolate, y nos gustó más esa capa que la de nata, así que si os pasáis un poco con la cantidad de leche que pone en el envase no sufráis, que quedará igualmente rico.

 

 

Ideal meterlo en la nevera de nuevo antes de consumirlo, porque espesará un poquito más. No descarto comprarlo en algún otro momento si tengo invitados a comer y quiero fardar de postrecito mono así en formato mini.


-----

Ice tea limón de Grupo Celfa (1,49 €)


Se trata de unos sobrecitos con la mezcla de té, limón y edulcorantes para disolver en un litro de agua fría y convertirlo en una agradable bebida de té al limón.
Ya había probado otros similares de otras marcas, y no he encontrado diferencia. Quizá estos se disuelven mejor y no quedan posos abajo, pero para mi gusto pecan de lo mismo: un dulzor excesivo, que no encuentro tan acusado en los productos que ya vienen preparados. Esto se arregla poniendo algo más de agua, o hielos, así que no supone un gran problema.
La ventaja para mí, además, es que prefiero tener agua fría por litros y litros en la nevera, y en caso de querer tomar una bebida, pongo el agua fría en una jarra y le añado al momento los polvos para convertirlos en bebida.

 
Y eso me recuerda a otras bebidas de la infancia de sabor naranja, limón o tropical, que estaría bien rebuscar en el súper para comprarlas y ver si están tan ricas como recuerdo... jejeje.

-----

Hellmann's sabor Wasabi (1,75 €)


Ya hemos probado otras salsas Hellmann's, y ha habido de todo: las que nos han encantado y las que no hemos sabido darles salida porque no nos han terminado de gustar. ¿En qué lado estaría ésta?

Pues aunque lo hemos intentado, como ya era de esperar, y como no nos gusta el sabor del wasabi original, no nos ha gustado ni mezclado con pescados, ni con patatas. Al principio sí es agradable, y muy cremosa, pero el regusto que deja no nos invita a repetir. Se la daré a mi hermana, que sé que es una fan del wasabi y consumen sushi de manera habitual. Espero que ella le encuentre la gracia que nosotros no hemos sabido encontrarle.


-----

Minute Maid Limón&Nada con un toque de miel (1,31 €)


Cuando salió Limón&Nada original, la compramos varias veces, y nos encantaba. Luego probamos la versión con toque de hierbabuena y se nos cayó un mito. Me encantan los chicles de hierbabuena, pero las bebidas que la incorporan me acaban resultando muy cargantes, porque es un sabor muy envolvente que acaba camuflando el sabor original.
Con este producto también estaba con la duda... ¿nos gustaría como la original o nos disgustaría como la versión con hierbabuena?


Pues esta vez nos encantó. Tiene el toque de miel justo, lo suficiente para hacerla especial, pero no para resultar cargante. Quería hacer algo especial con ella, pero no lo conseguí. Mi marido estaba pintando una habitación y hacía mucho calor, así que vasito a vasito nos lo acabamos en un santiamén, y quedamos bien refrescados.

 
En el envase (muy chachi con las rayas amarilla y negra, simulando una abeja) dice que también se puede tomar calentito en invierno, y resulta una idea atractiva, así que la volveremos a comprar en invierno a ver qué tal sienta cuando estemos resfriaditos... jejeje.



Por otra parte, como producto extra de este mes tenemos la infusión iTonic de Cuida-té como compensación por otro producto de la marca que debía haber llegado en la caja anterior pero que tuvo problemas logísticos y no nos llegó.

 
Se trata de una infusión de cardamomo y naranja para añadir al gintonic, que se infusiona en frío: se echa hielo y ginebra en la copa, seguidamente la infusión y la tónica. Se deja infusionar de 3 a 5 minutos y se disfruta.

 


Como en casa no nos gusta el gintonic, ni tenemos ginebra, hice la infusión en agua fría, para probarla. Le da un ligero sabor a naranja y cardamomo (únicos componentes de la bolsita de infusión) que será muy agradable en combinación con otros ingredientes, aunque por sí solo no tiene gracia.
Se lo voy a regalar a mi hermana, que le gustan los gintonics igual que el wasabi... jijijiji. Seguro que le saca provecho.



Como valoración general de la caja, y obviando que no puedo opinar sobre el verdejo de Codorniu, hago un ránquing de productos (el 1 el que más me ha gustado):

1) Alpro Almendras y chocolate
2) Minute Maid Limón&Nada con miel
3) Royal creaciones mousse de Oreo
4) Diabalance doradas al horno
5) La Vaca que ríe palitos sabor campesino
6) Polos Kelia sin azúcar y polos Palotes
7) Ice Tea de Celfa
8) Latte Macciato de Illy Issimo
9) iTonic de Cuida-té
10) Helmann's wasabi


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).

lunes, 15 de junio de 2015

Receta exprés: bocaditos de pollo rebozado al horno

Últimamente tenemos mucho ajetreo de trabajo y otros quehaceres y acabamos yéndonos a dormir excesivamente tarde para nuestro gusto... Pero el otro día mi marido se saltó la cena porque estaba pochito y se metió en la cama muy pronto. Yo cené rapidito y también me disponía a meterme en la cama, aunque a veces hay factores externos que te impiden hacer aquello que te propones...
Y es que tenemos unos vecinos excesivamente escandalosos, aunque debo reconocer que llevan una temporada bastante calmaditos y los podría definir simplemente como escandalosos. Eran las 22:30 y uno de los chavales silbaba mientras se duchaba... ¡LA CANCIÓN DE PIPI LAMSTRUNG! Qué horror... no me gustaba nada esa serie, me parecía muy repelente la niña... aunque, lo más importante... ¿de dónde habría sacado un chaval de 16 años esa canción?
No lo sé, pero desde ese día sufro... sufro porque desde entonces no he podido sacarme la dichosa canción de la cabeza... 
Y a vosotros... ¿os gustaba esa serie?


Hoy la receta son unos fantásticos bocaditos de pollo rebozados al horno, que no son nuggets porque el pollo no está procesado, sólo que lo he cortado de tamaño bocado.
Se hace muy rápido, no se ensucia apenas nada y sólo he necesitado 3 ingredientes (porque he usado el preparado de Frumen rebozador crujiente al limón para horno, que recibí con la caja de Degustabox de febrero. 


INGREDIENTES
-500 gr. de pollo en trozos de bocado (yo de varias partes del pollo, tanto muslo como pechuga)
-1 huevo

PREPARACIÓN
-Precalentar el horno a 220ºC
-Batir un huevo en un plato
-En otro plato, depositar el contenido del paquete de rebozador.
-Mojar las porciones de pollo primero en el huevo batido y luego en el rebozado. Presionar con las manos para que quede bien adherido.
-Colocar las piezas en la bandeja de rejilla (yo puse un papel sulfurizado de horno en la rejilla), e introducir en el horno durante 10-12 minutos. A mitad de la cocción, darles la vuelta.


NOTAS
-Queda fantástico sin una gota de aceite, más que las propias grasas que lleva el rebozado.
-El rebozado impide que salgan los jugos de la carne, por lo que queda muy jugoso.
-Tiene un leve aroma a limón. Yo lo serví rallando un poco de cáscara de limón por encima, para acentuar un poco ese sabor. 
-Aunque lleve algún potingue de más el rebozado, compensamos la fritura con el buen resultado que da, que no sé si lo conseguiría haciendo el rebozado yo casero. Probaremos, pero si no, no es mala opción tenerlo en casa.


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente la muestra de rebozado Frumen para probarla y reseñarla).

domingo, 17 de mayo de 2015

Degustabox abril

Hoy toca entrada de nuevos productos con Degustabox. Esta vez con algunos productos que me han gustado mucho y otros que no tanto.

Si todavía no sois fans de su página en Facebook os estáis perdiendo la oportunidad de participar en concursos y estar informados de todas las novedades. También os recuerdo que en Twitter podéis contactar con ellos a través de su cuenta, o mencionarles @Degustabox.

Ya sabéis que cada caja tiene un precio de 14,99 € (gastos de envío incluidos), pero podéis adquirir la primera caja por 9,99 € si ponéis como código promocional 0UDL5.

Si queréis ver el contenido de las otras cajas que ya he recibido, podéis chafardearlas aquí.

Aquí tenemos el lote al completo de este mes:


Y ahora la reseña de los productos, uno a uno.


San Miguel Fresca (0,99 €/ud.)


Ahora que empieza el calorcito (aunque yo ya ando muerta de calor desde hace semanas) una cerveza de este estilo viene genial. Se trata de una cerveza lager suave desarrollada por Mahou San Miguel desde España en exclusiva.
Tomada bien fría es una cerveza que refresca mucho. Para los que no somos de tomar cerveza, o la rebajamos muchas veces con limón, esta cerveza es ideal, pues su sabor es muy suave.

Me parece fantástica. Cómo no... para tomarla directamente del botellín y bien fría, que es como más rica está...


-----

Nata para repostería Central Lechera Asturiana (2,15 €)


Una nata 30% materia grasa que no monta pero es ideal para masas y repostería. Por su contenido graso puede sustituir en los bizcochos al aceite o mantequilla, dando una esponjosidad a las masas horneadas fantástica.

La he probado para hacer un bizcocho que veréis en breve, y me ha gustado mucho el resultado. Lo malo, quizá, el formato, ya que es demasiado grande (500 ml.), y creo que sería mejor en los formatos de 200 ml., para evitar las prisas por gastarla, al tenerla abierta en la nevera...

Un producto recomendable, aunque no sabría decir si necesario, ya que no sé si se obtendría un resultado similar usando una nata común para montar (35% mg)... creo que sí.


-----

Lay's Xtra onduladas sabor Chilli Picante (1,20 €)


Me encantan las patatas onduladas... mucho más que las lisas, y éstas con más ondulado todavía más. 


Esta variedad es bastante picante, la verdad que requiere un vasito de refresco al lado (ideal la San Miguel Fresca), o algún otro snack para equilibrar el sabor (olivas, berberechos...)

Pese a lo picantes que son, yo he sido incapaz de comer sólo una... ¡menudo vicio!

Me quedo con la variedad original (sin sabores de más) pero si sois valientes, seguro que éstas os sorprenden gratamente.


-----



Todo el mundo conoce las galletas Dinosaurus, ¿verdad? están la mar de ricas. Yo conocía a una chica a la que únicamente le gustaban estas galletas, con sus 30 años de edad, jejejeje.

Ese regusto a mantequilla las hace ideales para tomarlas solas. La variedad de chocolate tiene una fina capa chocolateada en una de las caras.

La verdad es que el chocolate no me ha entusiasmado en exceso, así que casi prefiero la versión original. Lo malo es que por el transporte han llegado casi todas rotas...


-----



Una bebida con trocitos de pulpa de aloe vera, sin gas, sin conservantes ni azúcar refinada añadida (sí jarabe de fructosa), y con certificado Kosher.
Me gusta mucho el aloe vera como cosmético, e iba a ser la primera vez que lo tomase por vía oral. La verdad es que ir encontrando los trocitos a medida que lo bebías es un poco raro, porque tienes que abrir la boca algo más de lo que estamos acostumbrados para beber (es más parecido a tomarse un gazpacho), pero no me disgustó en absoluto, al revés, hasta tenía su gracia.

El problema es el sabor general del producto, que es extremadamente dulce... tanto que para mi gusto no refrescaba, aún estando muy frío. Me recordaba a las bebidas de glucosa usadas para valorar médicamente la tolerancia a la glucosa. En casa no nos ha gustado a ninguno de los dos, tampoco rebajando el producto un poco con agua.

Si te gustan las bebidas muy dulces y densas, puede que te guste, aunque yo no la recomendaría en líneas generales, pese a las propiedades que proporcione el aloe vera...


-----



Las mermeladas de "cosas" que no son frutas me fascinan, y mucho. Siempre estoy dispuesta a probarlas, y con éstas, en cuanto les hice la foto de rigor, no pude resistirme a abrirlas para hacer la cata.


Y realmente no podría decir cuál de ellas me ha gustado más. Ambas tienen trocitos. La de zanahoria la lleva rallada, y la de calabaza en pequeños cubitos. Cuando pruebo una, creo que me gusta más esa... luego pruebo la otra y al revés.... así que me quedo con las dos.

Sabía perfectamente qué iba a hacer con ellas, y la verdad es que el resultado ha sido la mar de bueno, en breve lo veréis...

Como siempre, los productos de La Vieja Fábrica cumplen mis expectativas y se acaban en un pispás. No son de esas mermeladas que permanecen en la nevera durante largos periodos de tiempo, así que las recomiendo sin dudarlo.


-----



La marca Quely es habitual en casa, cuando recibí los palitos no los tuve que probar, pues hacía escasamente una semana que había comprado esta misma variedad para tomarlos como tentempié. Los compré comparando precios en el súper, y viendo que realmente eran de los más baratos que llevaban aceite de oliva. Cuando los probé vi que había sido una buena elección, ya que están muy ricos.
Las galletitas Quelitas son ideales como dip, pero también para tomarlas solas. Pronto veréis una recetilla de idea súper rápida para usarlas como dip, y lo fantásticas que quedan, pues se mantienen crujientes en todo momento, y no se rompen cuando las usas para untar.

Recomendables ambas variedades, son fantásticas.


-----



¡Ummmmmmm! un snack de chocolate Milka, en barrita individual, ideal para tomar entre horas. 
Se trata de una barrita con relleno tipo espumoso de chocolate Milka y una cobertura fina de barquillo.


La verdad es que nos lo imaginábamos mucho más rico y cremoso. Me ha resultado un poco seco. Para mi gusto le faltaba cremosidad al relleno, y al morderlo y mezclarlo en la boca con el barquillo perdía cierto encanto. Quizá en otro formato más plano y con el relleno algo más cremoso me habría gustado más.

No creo que lo vuelva a comprar, pues hay otros productos similares (barquillo con crema de chocolate) en el mercado que me gustan más.


-----

Azúcar BC (2,55€)


Un azúcar 100% natural, compuesto por la mitad de azúcar de caña y stevia. Endulza el doble, por lo que usas la mitad, y tiene un 60% menos de calorías que el azúcar blanco.

Me ha gustado mucho. Yo, que cada vez soy más amiga de los siropes de ágave o de frutas, tengo el problema a la hora de usarlo para cocinar, que no le tengo cogido el punto a las equivalencias con el azúcar y, además, para los bizcochos sabemos que siempre queda mejor usar azúcar, ya que los siropes pesan más y los edulcorantes o endulzantes tipo polvo aptos para cocinar le dan un cierto sabor amargo (incluido la stevia, componente de este producto).

Con este endulzante natural no he tenido esos problemas, pues he usado la mitad de producto que lo marcado de azúcar (tanto si la cantidad de azúcar venía marcado en volumen como en peso, aunque en peso quizá no fuera tan acertado), y ya está. 

No he notado el regusto tan poco agradable de la stevia, así que entiendo que la cantidad que lleva la mezcla es ideal para conseguir endulzar sin dejar gustos extraños.

Para su consumo en frío (endulzante de bebidas, yogures, etc.) podemos tener otras alternativas aún menos calóricas, pero lo considero un producto totalmente recomendable sobre todo para la repostería horneada, ya que da una textura muy similar a la que se busca con el azúcar tradicional, rebajando las calorías ingeridas.




Como valoración general de la caja, los productos que más me han gustado han sido las mermeladas, y el azúcar BC, seguidos de cerca por los productos Quely y la cerveza San Miguel.
No me ha gustado Tamesis original, por demasiado dulce, y Milka Crispello me ha decepcionado (me esperaba mucho más).

Espero que os animéis a probar algunos de los productos... como cada mes, hemos descubierto algunos muy interesantes que puede que se conviertan en básicos de nuestra cocina.


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).