miércoles, 21 de diciembre de 2011

Sopa de Navidad

Recuerdo de pequeña, que mi relación con la sopa (y los platos de cuchara en general) era un tanto difícil. Mi madre me compraba la pasta de letras, para que me la comiera más a gusto, mientras jugaba con la comida.

Aix... yo era malísima para comer, y ahora, si me ponen una sopa de letras, ni siquiera me molesto en buscar mi nombre entre las letritas... me la jalo sin darle tiempo ni a enfriarse. Cuando yo me la he acabado Alberto todavía dice que quema... pero es que me gusta tanto tomarla calentitaaaaaaaaaa!!!!

En casa de los padres de Alberto, la sopa se hace con 2 pastas diferentes siempre, no sé el por qué. Así que nos encontramos "pepitas" con fideos, o letras...

Uno de mis cuñados, en cambio, marea la sopa hasta que casi está fría, y luego se la toma en un santiamén, tomando la delantera al resto, y acabando, normalmente, el primero.

Mi padre a veces le echa pan, una de mis hermanas garbanzos, a algunos les gusta con poca pasta, otros con mucha pasta y apenas caldo...
A mí la sopa de pescado no me gusta, a otro de mis cuñados le gusta más la de pescado que el resto, dice que "resucita a los muertos"...



El caso es que con el tema de la sopa nunca estamos de acuerdo, porque hay tantas sopas como personas...


En Cataluña, para la comida de Navidad, se suele tomar la sopa de galets. Luego, con las carnes de haber hecho el caldo, se hacen los canelones, para el día siguiente, San Esteban, que aquí tambien es fiesta.

Pero a mí la pasta tan grande no me gusta, y los fideos son para la sopa "de diario" así que la he reversionado, con unos galets pequeñitos (es la pasta que se llama tiburón). En vez de rellenar los galets de carne, como se hace en algunos sitios, yo he hecho unas mini-albóndigas, porque así es como me gusta a mí.

Y he aprovechado para utilizar el caldo especial de Navidad que me envió Aneto hace unas semanas.



El resultado no pudo ser mejor:


INGREDIENTES (para unas 3 personas)

-1 brick de caldo especial Navidad de Aneto

Un caldo realmente natural 100%, sin aditivos de ningún tipo. Sólo ingredientes naturales, y eso se nota. Sus ingredientes:


-200 gr. de carne picada
-1 cucharada sopera de cebolla en polvo deshidratada (o cebolla frita crujiente bien machacada)
-1 cucharada sopera de ajopere o ajo, perejil y aceite
-1 cucharada sopera de leche en polvo
-1 cucharada sopera de harina (para las albóndigas) + harina (para rebozarlas)
-Sal
-Aceite para freír

-Pasta al gusto (yo tiburón, del tamaño más pequeño)



PREPARACIÓN
-En un bol, mezclar la carne picada con la sal, cebolla, ajopere, leche en polvo y harina.
-Hacer bolitas pequeñitas y rebozarlas en harina
-Freír en aceite abundante. Escurrir y reservar sobre papel de cocina, para que absorba el exceso de aceite
-En una olla, echar el caldo Aneto. Para no desperdiciar nada del líquido, dejaremos un poco de caldo en el brick, cerraremos la obertura con la mano y agitaremos enérgicamente, para arrastrar todos los restos y posos que pudieran haber quedado en la base o las paredes del brick. Ahora ya podremos echar el chorrito restante en la olla.
-Cuando hierva el caldo, añadir las albondiguitas y los galets, y cocer a fuego medio-bajo y con la olla medio tapada (no tapada del todo) hasta que la pasta esté cocida.
-Dejar reposar unos minutos ya fuera del fuego, y servir.



NOTAS de la receta
-Al freír previamente las albóndigas, la carne no tiene el gusto a carne cocida que suele tener cuando se rellenan los galets o se añade la típica "pilota" (albóndiga gigante) en el caldo.
-La leche en polvo la puse como experimento, para compactar la pasta y añadir menos harina. Además, así no le hace falta huevo. Repetiré, me ha gustado mucho el resultado
-Cuidado con el exceso de pasta, que ésta chupa mucho caldo, y si nos pasamos nos quedará sopa de "cuchillo y tenedor". Mejor tener caldo en la recámara, para añadirle a la sopa si vemos que se queda seca, que además nos servirá para enfriar la sopa, si tenemos comensales impacientes.
-A Alberto no le gustan los galets grandes (como a mí) y no le hacen mucha gracia los tropezones en la sopa. Pero estas mini-albóndigas le encantaron, repitió.


NOTAS respecto al producto

He de confesar que se pueden contar con los dedos de una mano las veces que he comprado caldo de la marca Aneto. Y siempre ha sido por un único motivo: el precio. La verdad es que el caldo lo suelo hacer en casa y lo congelo (aunque todavía no le he pillado el punto ideal), pero siempre tengo algún brick para alguna urgencia, y como suelen ser eso, urgencias, pocas veces mis reservas son de Aneto.
Y es una lástima, la verdad, porque es un producto de excelente calidad. Tiene un sabor estupendo, aunque hay otros caldos que también tienen muy buen sabor (de todas formas el caldo Aneto es el más bueno de todos los envasados que he probado). La principal diferencia es que todos los ingredientes con los que Aneto fabrica sus caldos son naturales. No lleva ninguna clase de aditivo, ni espesantes (=producto sin gluten) y aún así, es un producto de larga duración. Su proceso de fabricación es el mismo que haríamos en casa, pero a lo grande.



Está claro que ésto repercutirá en el precio, y sobre todo en las ediciones limitadas navideñas, como éste, en el que la carne del caldo ha sido asada previamente, con lo que se añade un paso más a la fabricación del producto.
El precio del brick es de unos 4 euros, y suele dar para 3 raciones (no más). De hecho, Alberto y yo nos lo tomamos de una vez, lo que quedó en la olla lo repetimos, para no dejar una ración huérfana. Si tuviera como invitados a mi familia, que somos 13, el primer plato nos saldría por un pico, pero me ahorraría el trabajo de hacer el caldo para tantos...

Yo lo tengo claro, y es que cuando tenga niños, si no les puedo dar caldo hecho por mí, el que les daré será Aneto, que con los niños no se juega.
Y lo recomendo, por supuesto, pero siempre y cuando no seamos de tomar sopa cada noche o la economía no se nos resienta. El más barato es el caldo hecho en casa, pero el Aneto es, sin duda, la mejor opción del mercado, si buscamos sabor, calidad e ingredientes naturales, sin importarnos el precio.

¡Ah! y Aneto también me envió su crema de marisco. En breve haré una reseña sobre él.


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Caldos Aneto me ha proporcionado gratuítamente el caldo para probarlo).

19 comentarios:

  1. Yo no lo compro porque el caldo de Navidad me gusta hacérmelo yo mismo y además el precio es tremendo. Pero es de largo el mejor de los caldos envasados del mercado que yo conozca, y no solo con el de Navidad.

    Y como para gustos colores... a mi me gustan las albóndigas grandes incluso para sopa hehehe

    ResponderEliminar
  2. Sed ve riquísimas la sopa, a mi me gustan todas, jajaja, no le hago ascos a ná hija mía, si es que tengo un piquito...
    Los de Aneto nunca los he probado porque son carísimos y la verdad que por el precio que tiene lo hago yo y más cantidad. Pero bueno, para una urgencia no está mal, tiene muy buena pinta.

    Besos y FELIZ NAVIDAD!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Mi niña vengo a desearte una Feliz Navidad y que el 2012, sea un año rico en alegrías, en ilusión, en objetivos cumplidos y en salud... y en humor, que no lo pierdas...que ahora con todo lo que hay es imprescindible no perderlo.

    Un besote guapisima

    ResponderEliminar
  4. Ja Ja, nosotros también tenemos un poco clasificada a la familia por como toma la sopa!!!! que gracia.
    YO soy típica tipica para la sopa de navidad, la de los galets relleno y luego los canelones. Algunas veces pienso en cambiarlo, pero cuando llega la hora me apetece mucho y otra vez repetimos!!!
    bsts. maite

    ResponderEliminar
  5. A mí no me gusta la sopa de ningún tipo y de ninguna manera, tampoc otomo café, té, o bebercios calientes que no haya que masticar... ;) pero la hago casi todos los días!!!
    En casa les encanta...

    ResponderEliminar
  6. Ayyy, me encanta la pasta pequeñita y las albóndigas, ¡umm calentita...! Felices Fiestas Nieves, te deseo todo lo mejor.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Pues te ha quedado una sopa estupenda,aunque aqui en murcia donde se ponga un caldo con pelotas...
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Ja,ja,ja... a mí me pasaba lo mismo con la sopa de letra. Me dedicaba a buscar letras y componer palabras en los bordes del plato... al final, la sopa fría y las letras habían duplicado su tamaño.
    Hoy no le hago asco a ninguna sopa, crema o sopicaldo (como decía Mafalda).
    Felices fiestas y mejores 365 días del 2012.

    ResponderEliminar
  9. Ay la sopita de Navidad que no falte nunca, que rica por dios, y lo bien que sienta.
    Ya me has metido gana de ella, ea!!.

    Muasssssss feliz Navidad, hermosa

    ResponderEliminar
  10. Guapa! Me has recordado con la sopa de letras cuando era pequeña, lo mismo que tu, para que me comiera la sopa... sopa de letras.... mira que comia a la fuerza y ahora me tengo que forzar para no comer, que mala suerte.... porque cambiaremos tanto?????? En fin, que estoy de acuerdo contigo, aunque caros, estos caldos son muy ricos y de vez en cuando nos podemos dar el capricho, la sopa tiene una pinta riquisima. Un besazo y feliz navidad

    ResponderEliminar
  11. eso si que es una sopa con consistencia bueno guapa feliz navidad y prospero año nuevo para ti y toda tu familia besos

    ResponderEliminar
  12. A mi también me encanta el caldo Aneto. Yo soy valenciana y fue una sorpresa lo de la sopa de galets porque en valencia mi madre hace puchero (este año me llevo la cámara y traeré documentó gráfico jaja).
    Nosotros compramos el caldo aneto en bricks pequeños para usarlo asi cuando nos apetece (porque no tenemos sitio en el congelador miniwini) y además, con el caldo de pollo que hice ayer mi perra se volvió loca!! jaja! Feliz navidad!!

    ResponderEliminar
  13. Que buenos estos calditos. Un buen asentamiento del estómago después de tanta comilona jajaja. Un besazo y Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  14. Estos calditos salen muy ricos, te felicito y gracias por apuntarte a mi sorteo 200 seguidores.
    Besos y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  15. Toc Toc.
    Puedo entrar a tu cocina?
    Es que se me hace agua la boca pues me fascina las sopas.
    Saludos
    Olguis.

    ResponderEliminar
  16. Hola Nieves. Una sopa parecida a esta que pones era la que tomábamos en Nochebuena cuando eramos jóvenes jj y nos reuníamos varias familias. Eran otros tiempos y estas fiestas se vivían de otra manera.
    La sopa que pones está para quitarse el sombrero y saludar. Una delicia.
    Quiero desearte que pases unas muy Felices Fiestas de Navidad en compañía de tu familia.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Hola, me acabo de hacer seguidora de su blog, me ha gusta mucho.. Enhorabuena!! :). Aquí, le dejo el link de mi blog, para que pueda visualizarlo, y hacerse seguidora. Espero que disfrute... Un saludo.
    http://pitufina22.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  18. Gracias, chicos! a partir de ahora.... sopita para las noches, y un pescadito hervido... que hay que perder los kg de navidad!!! jajajajaa....
    Besos para todos, que son gratis y no engordan!

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en mi blog. Leo todos los comentarios pero por falta de tiempo sólo contesto aquellos en los que se me hace una pregunta o sugerencia explícitamente.
Comentarios de Anónimos no están permitidos para evitar el spam. Disculpad las molestias.