jueves, 14 de junio de 2012

Pasta con salsa de piquillos y bonito

Un día me quedé sin pasta corta... ni espirales, ni lacitos... ni siquiera macarrones. Queríamos hacer una ensalada de pasta, de éstas frías, y de hecho ya tenía todos los ingredientes picados y preparados, sólo tenía que cocer la pasta. No había remedio, así que cocí unos tallarines. Los enfrié bajo el grifo y los partí con las tijeras al tamaño de un macarrón.

Otro día tenía el caldo hirviendo para hacer sopa, y me encontré con que no tenía fideos, ni tiburones ni estrellitas, ni letras... y tuve que partir espaguetti al tamaño de los fideos para meterlos en la sopa.

Ninguna de estas dos veces tuvo ningún éxito, y es que cada tipo de pasta es para lo que es. La verdad es que algunas pastas son más dinámicas que otras, pero dentro de unos límites.



Por ejemplo, esta pasta que recibí con el lote de Cestigalia sirve tanto para comerla caliente como para una ensalada de pasta, y como a Alberto no le van los pimientos, nos hicimos, para cada uno, un plato diferente.

Para el mío, además, utilicé bonito del Norte con pimientos de piquillo Serrats y pimientos rellenos de atún Quintessenza.


El resultado fue fantástico...


INGREDIENTES
-Pasta italiana Temporin "Love is"
-Pimientos pequeños dulces rellenos de atún Quintessenza
-Bonito del norte en aceite de oliva con pimientos del piquillo Serrats
-Rulo de cabra
-1 cucharada de queso cremoso tipo Philadelphia
-1 pizca de sal




PREPARACIÓN
-En el vaso de la batidora, echar el bonito con pimientos del piquillo (sin echar todo el aceite del envase) y la cucharada de queso crema. Batir. Rectificar de sal.
-Cocer la pasta en abundante agua salada, siguiendo las instrucciones del envase. Escurrir.
-Servir la pasta, con la salsa que acabamos de hacer caliente, los pimientos rellenos de atún por encima y unas rodajas de rulo de cabra.




Podemos darle un toque de microondas, para que funda un poco el queso de cabra.




Y si no gusta esta versión, se puede hacer una ensalada de pasta con lo que tengamos por casa: piña, palitos de cangrejo, jamón dulce...



NOTAS
-Escurrir los aceites tanto del bonito como de los pimientos rellenos para no tener la sensación de comida aceitosa.
-Se puede aligerar la salsa del atún con nata, más queso crema, un chorro de leche o salsa de tomate casera, si se prefiere.
-La pasta está muuuuuuy rica, pero por su forma es bastante frágil y, aunque la cocinemos "al dente" se suele partir y quedan muchos trocitos pequeños en el fondo del plato.




Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Cestigalia y Serrats me han proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).

11 comentarios:

  1. Eso es habilidad en la cocina, no todo es en la tienda, jjjj me alegro que ese corte haya salido tan bien.... y seguroq eu igual de delicisoso

    ResponderEliminar
  2. menuda ensaladita mas rica, si es que imaginacion al poder, besos

    ResponderEliminar
  3. Una ensalda de pasta bien rica, me gusta la idea de la salsa de piquillos, la uso bastante pero nunca en ensalada.

    Besitos

    ResponderEliminar
  4. La salsa de piquillos y bonito me ha matado...debe de estar buenísima, nosotros la hacemos parecida y la casamos con todo. Deliciosa!!
    un besete

    ResponderEliminar
  5. Una ensalada rica de verdad. No sé porqué, aunque me gusta la pasta en ensalada, nunca suelo hacerla. Con la salsita, debe estar deliciosa.

    ResponderEliminar
  6. Yo me quedo con tu lato se ve delicioso.
    Besinos

    ResponderEliminar
  7. Que sabrosos esté me encanta esa salsita,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Madre mia!!!
    Que cosa mas rica, oye me encanta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. pues me gustan las dos propuestas

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en mi blog. Leo todos los comentarios pero por falta de tiempo sólo contesto aquellos en los que se me hace una pregunta o sugerencia explícitamente.
Comentarios de Anónimos no están permitidos para evitar el spam. Disculpad las molestias.