martes, 28 de abril de 2015

Receta exprés: Sopa de maíz y hortalizas con avena

Aunque ya empieza a hacer buen tiempo hace unos días por la noche me apetecía algo calentito antes del pescado que íbamos a cenar. Tenía intención de tomar algo de ensalada, que aunque a mucha gente no le gusta tomarla por la noche, a mí me sienta muy bien y me gusta más comerla en casa que en el trabajo a mediodía. Pero cambié de planes porque quería tomar la ración de verdura en caliente.


No tenía ningún puré ni crema de verduras, y una sopa de caldo tal cual tampoco me apetecía.
Además, no me apetecía añadirle pasta, así que se me encendió la bombillita al ver en el armario la caja de copos de avena Kölln (que recibí con la Degustabox de marzo) y me inventé una sopa que hice en pocos minutos y que seguro voy a repetir varias veces, porque me resultó fantástica. Luego he mirado por la red y no he inventado la sopa de ajo, no... que lo de echar copos de avena a las sopas ya hay mucha gente que lo hace... pero yo cuando me hice esta sopa no tenía ni idea de eso!!!



INGREDIENTES (cantidades al gusto)
-Maíz dulce (yo congelado)
-Pimiento verde-rojo (yo congelado, vienen pimiento verde y rojo troceados en cubitos)
-Cebolla frita crujiente
-Tomate maduro rallado
-Caldo de ave, casero o de brick
-Copos de avena suaves Kölln


PREPARACIÓN
-En una cazuela a fuego medio, echar una cucharadita de ajopere.
-Añadir los pimientos y saltearlos (al gusto, puede gustarnos más o menos al dente). 
-Cuando estén medio cocinados, añadir también el maíz.
-Unos minutos después añadir tomate maduro rallado, sin piel (a mí no me importa encontrarme las pepitas, pero se pueden quitar si nos molestan)
-Saltear un poco más, removiendo constantemente, para que se cocine el tomate.
-Rectificar con una pizca de sal.
-Añadir el caldo, una pizca de cebolla frita crujiente y copos de avena al gusto (absorben líquido, así que vigilar la cantidad que echamos).
-Cuando hierva, mantener al fuego bajo durante unos minutos antes de servir, removiendo de vez en cuando. Veremos que la sopa espesa ligeramente.


NOTAS
-La textura de la sopa con la avena es fantástica. La avena tiene un sabor muy suave, y casa perfectamente con el resto de sabores de la sopa. A la vista puede parecer que la sopa lleva arroz, pero al probarla diferenciamos perfectamente que no, pues es una textura mucho más agradable y con un sabor que no camufla el del resto de ingredientes.
-Si no tenemos cebolla frita crujiente podemos usar cebolla al natural, en cuyo caso la saltearemos junto a los pimientos.
-Podemos personalizar la sopa con las hortalizas que nos apetezcan, y tendremos una sopa completa y que nos satisfará mucho más que la típica de caldo y fideos.
-No tengo ninguna duda de que repetiré esta sopa a menudo. Es un primer plato muy completo y sano, más digestivo que añadirle pasta de trigo o arroz.
-Realmente no me cansaré de repetir, después de haber probado esta sopa, que me alegro de haberme decidido a probar los copos de avena en un plato salado. Me ha gustado más así que en un muesli acompañando un yogur.



Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente la muestra de copos de avena suaves Kölln para probarla y reseñarla).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar en mi blog. Leo todos los comentarios pero por falta de tiempo sólo contesto aquellos en los que se me hace una pregunta o sugerencia explícitamente.
Comentarios de Anónimos no están permitidos para evitar el spam. Disculpad las molestias.