domingo, 15 de febrero de 2015

Degustabox enero

Hoy toca entrada de nuevos productos con Degustabox. Me encanta recibir las cajas cada mes, y ver qué nuevos productos iba a probar. Este mes la caja pesaba mucho, así que sabía que no me defraudaría, y la verdad es que venía bien cargadita. Aunque el precio de la caja sea siempre el mismo hay veces que da la sensación de venir más productos, y eso está bastante relacionado con el peso.
Además, venían guarrerías de esas que también nos gusta comer de vez en cuando, en especial unos bombones para San Valentín, así que tenemos de todo para comentar este mes.

Si todavía no sois fans de su página en Facebook os estáis perdiendo la oportunidad de participar en concursos y estar informados de todas las novedades. También os recuerdo que en Twitter podéis contactar con ellos a través de su cuenta, o mencionarles @Degustabox.

Ya sabéis que cada caja tiene un precio de 14,99 € (gastos de envío incluidos), pero podéis adquirir la primera caja por 9,99 € si ponéis como código promocional 4LCIT.


Si queréis ver el contenido de las otras cajas que ya he recibido, podéis chafardearlas aquí.

Aquí tenemos el lote al completo de este mes:


Y ahora mi opinión de cada producto, uno a uno.


Patatas fritas ecológicas Soria Natural (0,81 €)


Hace años yo relacionaba Soria Natural con una empresa de complementos alimenticios a base de hierbas, ahora se ve que han ampliado mercado y hacen productos ecológicos procesados.
Atención porque las patatas y el aceite son ecológicos, pero no todos los productos ecológicos son sanos, que a veces se confunden los conceptos.
Estas patatas tienen las mismas grasas que otras que no sean ecológicas (si se han frito con aceite de oliva virgen, como éstas).


Sobre la cata, al haberse realizado la fritura con aceite de oliva virgen, tienen un sabor más fuerte, que las hace parecer más grasosas al paladar, aunque realmente no lo sean. 

Hay muchas otras patatas fritas que me han gustado más que éstas, pero si eres de esas personas que le da una importancia especial al origen de los productos, estás de enhorabuena con estas patatas de Soria Natural.

Yo no creo que las vaya a comprar, ya que hay otras muchas marcas que me gustan mucho más.


-----

Hélices extrafinas Gallo ensaladas (1,39 €)


Anteriormente ya habíamos recibido las hélices extrafinas de Gallo con Degustabox. Esta vez, al ser hélices de colores, y como ya indica el paquete, lo ideal era hacer una ensalada de pasta. Ya había puesto alguna otra en el blog, pero haré una entrada especial para ella, así veréis unas cuantas fotos.

La pasta extrafina de Gallo tiene la ventaja de que se cocina en solo 3 minutos, aunque no acabo de ver en qué situación esta pasta me sacará de un apuro en relación a cualquier otra pasta seca que se cocine en el triple de tiempo. Y es que, al menos en mi caso, si realmente no tengo tiempo o no tengo ganas de liarme, preferiría no tener que ponerme a cocinar nada al fuego, y éstas, aunque se cocinen pronto, requieren ensuciar o "liarse" lo mismo que la pasta tradicional.

Nos encontramos con una pasta más fina, y por tanto más ligera. Este paquete abulta lo mismo que uno de pasta tradicional, pero en este el contenido pesa 400 gr. y en los normales el peso es de 500 gr., pero la composición nutricional por 100 gr. es completamente la misma.
Es decir, puedes llenar un plato, ingiriendo en realidad menos hidratos que si estuvieras comiendo un plato de pasta tradicional, en concreto 1/5 parte menos de peso. Quizá ahí sí que encontramos una ventaja. Lo que en los anuncios de este producto recalcan que la pasta tiene más sabor (yo no sé si me atrevería a decirlo) y se cocina sólo en 3 minutos. La podrían haber vendido como más "ligera" y creo que tendría más éxito y, en realidad, creo que es su característica principal.

También quiero destacar que realmente la pasta Gallo es de más calidad que otras del mercado, y aunque la cocines con antelación y la vayas a dejar seca (sin salsas) no se pega como lo hacen otras marcas, en las que te obliga a añadir aceite para que ésta no se pegue. Aquí también te lo puedes ahorrar casi todo, así que te ahorras alguna caloría más, si eso te preocupa.

Me parece un buen producto, por marca, calidad y sabor, y buena opción si estamos cuidando la línea, aunque no la vendan con esa como característica principal.


-----



Lo primero que pensé es que no podría probarlo, ya que no me llevo bien con la lactosa... pero en cuanto leí un poco el envase vi que no tiene lactosa... yupiiiiiiiiii!! bueno, en realidad sí tiene lactosa, pero le añaden lactasa (lo que no fabrica mi cuerpo como debería) para que ésta se descomponga en azúcares simples... Así que, en esencia, es apto para intolerantes a la lactosa.
Lleva miel y chocolate, y se trata de una bebida recuperante tras la práctica deportiva: aporta proteínas y azúcares, hidrata y es de fácil digestión.



Yo debo reconocer que no lo he ingerido después de hacer deporte... pero está muy rico. Para mi gusto demasiado dulce (últimamente en seguida noto todo excesivamente dulce), pero a Alberto le ha resultado fantástico. 

Lo que no podemos valorar es si realmente ayuda a la recuperación tras la práctica deportiva mejor que otros productos destinados a lo mismo, pero nos ha gustado mucho. Es una golosonería, apta para intolerantes a la lactosa, y de muy buena calidad, como todos los productos de Central Lechera Asturiana.


-----



Recuerdo cuando me pusieron la ortodoncia, hace muchos años, que el dentista me dijo que nada de chicles, ni palotes. Estuve muchos años sin comerlos, ni recuerdo cuándo fue la última vez y cuando los recibí en esta caja me hizo mucha ilusión. Llevan un pequeño porcentaje de zumo de frutas, así que pasan a ser una golosina mejor que otras que son más artificiales, aunque llevan grasas de coco que no son de las buenas.


Hemos recibido los Palotes de toda la vida, en una bolsa que combina éstos con otros sabores (naranja, melocotón y manzana), aunque en mi bolsa no venía ninguno de manzana.
Por supuesto el mejor sabor para nosotros es el original de fresa.


Más me ha llamado la atención la segunda bolsa, que lleva el mismo tipo de caramelo que los palotes pero en formato cuadrado para meterlo en la boca de una vez. Similar a una marca más famosa que seguro que todos tendréis en mente, pero a éstos los llaman Bites. De nuevo, se trata de una bolsa de sabores variados, pero muy mal repartidos. El sabor menos atractivo para mí, el de naranja, es el que predomina, y de fresa hay sólo uno. Al menos hay varios de cola, que es de mis sabores preferidos y, por cierto , no había ningún palote de los alargados de cola, y yo diría que los hay, ¿verdad?
Por cierto, lo más interesante de estos caramelos blandos de bocado es que no llevan azúcar, sino edulcorantes, así que nos los podemos permitir de vez en cuando sin remordimientos, un buen punto a favor.


En definitiva, los Palotes son fantásticos, pero en su sabor original, los otros no son lo mismo, ni siquiera tienen la misma textura.
La idea de los caramelos blandos de bocado sin azúcar me parece genial, porque los caramelos sin azúcar duros para mí no son muy atractivos. Estos me parecen más interesantes. Los sabores de fresa y cola son los mejores.

Eso sí, destaco que el sistema de envasado no me parece apropiado, ya que no se ven representados todos los sabores. En la bolsa de palotes había muchos más de la variedad original, cosa que ya me parece bien, pero creo que al menos 2 unidades de cada uno de los otros sabores deberían estar representadas.
En la variedad Bites pasa más de lo mismo: hay muchos de naranja y de otros sabores más atractivos como el de fresa, el original de palote, sólo había uno. Sé que quedará alguno de naranja por ahí pululando durante tiempo, desgraciadamente.

-----



Hace tiempo que recibimos algún otro producto precocinado de la gamma Abrir y listo de Isabel con Degustabox. La otra vez fue un filete de atún encebollado, y esta vez unas hamburguesas de atún.
La verdad es que hace ya un tiempo que estos productos están en el mercado. Hubo una temporada en la que recibí algunos vales de descuento y andaba loca por encontrar estos productos para probarlos, pero no los encontré, así que todavía tenía esa espinita.

Lo primero, miré la composición, y me gustó bastante (imaginaba que tendría más potingues y/o cosas malas): atún (52%), aceite de girasol, huevo, pan rallado, harina de trigo, cebolla, azúcar, ajo, espesante (goma garrofín) y perejil (no indica como ingrediente la sal).

La composición nutricional es correcta, aunque te la indica sólo por cada 100 gramos de producto, y luego en pequeñito te indica kcal, azúcares, grasas, ácidos grasos y sal por cada unidad de 75 gr.
Quizá lo único a destacar en este caso es que una hamburguesa de atún te proporciona el 15% de la CDR de sal (6 gr.), y a mí eso me parece mucho. Por 100 gramos de producto, el contenido en sal es de 1,2 gr. NOTA: se considera un alimento bajo en sodio si contiene menos de 0,12 gramos de sodio (=0,3 gr. de sal) por cada 100 gramos de producto, así que este producto no es nada bajo en sal. 
Y yo me pregunto... ¿sin añadirle nada de sal al preparado llegamos a este porcentaje?

El envasado: en una caja de cartón y dentro en sobres/bolsas de aluminio, cada hamburguesa envasada individualmente, ideal para usar una y conservar la otra perfectamente cerrada.

Sobre la cata, os mostraré la receta en breve, pero os resumo mi impresión:
De sabor, buenas, aunque yo las comí con más aderezos. No las cociné a la sartén sino al horno, y envueltas, así que me resultaron jugosas, aunque para mi gusto les falta algo más de consistencia. Cocinadas a la sartén no sé si me gustarían.
El sabor a atún es intenso y predominante, así que las consideramos una buena opción para comer atún de una manera diferente. Como tiene larga fecha de caducidad, nos puede sacar de un apuro.


-----



Soy fan de los refrescos de lima y limón, así que estaba segura de que me gustaría. Al probarlo, tal cual, simplemente refrigerado, el sabor de la menta es tan intenso que resulta cargante.

Creo que para hacer combinados resultará atractivo, o hasta para hacer una guarrería que seguro que vosotros habéis hecho alguna vez, al menos de pequeños: cola con limonada o, en este caso, cola con lima-limón a la menta.
En casa no hemos sido capaces de tomarlo solo, así que este es el producto que me ha decepcionado de la caja de este mes.
Una pena, porque si el sabor a menta fuera menos intenso, seguro que sería atractivo.


-----



Snacks ideales para tomar el finde, en el sofá, mientras vemos una peli.
Abrimos los dos envases a la vez, para poder comparar bien los sabores de una y otra variedad, aunque yo ya sabía cuál me iba a gustar más. Y es que recuerdo en mis tiempos de instituto, en los que estaba delgadísima y parecía una top model (jajajaja) me encantaba comer a la hora del patio una bolsa de palomitas. No palomitas de maíz de las de los granos que explotan, sino esta clase de palomitas, que son un snack parecido a los "gusanitos" pero con forma que recuerdan a las palomitas de maíz.
Qué cantidad de grasas llegué a ingerir en mis años de instituto, por dios, por dios... y en el último año comenzaron a quedarse dentro de mí las grasas y a verse surgir en mi cuerpo por aquí y por allá... igualmente, siempre que recuerdo estas palomitas me vuelvo loca y salivo, salivo, salivo... jajajaja.

Y mirando la composición (no mucho, que sabemos que esto es lo que es, y si miramos mucho nos vamos a deprimir) vemos que la variedad de palomitas tiene más kcal, grasas y sal. No hablemos de grasas malas, que sabemos que todas estas cosas las tienen.
También añadir que TIENEN LACTOSA, por el chocolate, así que cuidado con los intolerantes.


Yo tengo la suerte de que mi intolerancia no es demasiada, o dependerá de la cantidad que ingiera, y un vaso de leche tiene más lactosa que un snack u otros productos que contengan o sean derivados de la leche, así que lo comí y no tuve efectos secundarios.

La variedad de palomitas está mucho más rica para nuestro gusto, aunque ambas son fantásticas, el chocolate está muy rico y al menos ahora en invierno no se te deshace en la mano cuando lo coges.

Un snack muy goloso y muy rico, pero cuidado con ofrecérselos a los niños de manera habitual, deben ser consumidos con mucha moderación (1 bolsa >500 kcal!!!), tanto por las grasas malas como por los azúcares. Un bizcocho o dulce casero siempre será más sano.


-----



¿Por qué las cosas más ricas son las que tienen las grasas más guarris? ¿No estarían igual de buenos los bombones si llevasen aceites vegetales de los buenos? Posiblemente no, y es por eso que debemos tomarnos estos alimentos como algo excepcional para celebrar una ocasión especial como, en este caso, San Valentín. Lo malo es si eres tan positivo que crees que siempre hay algo que celebrar, ¿no? jejejeje.

Confieso que estos bombones no llegaron al día de San Valentín, y confieso que Alberto ponía una cara de vicio indescriptible cuando los comía. Me reí un montón. Generalmente no os transcribo la descripción de los productos, pero esta vez creo que sí vale la pena: "Déjate seducir por Lindor, un bombón de chocolate con leche con un relleno cremoso que se funde en el paladar. Cuando rompes la delicada cobertura de chcolate de Lindor, su corazón irresistiblemente cremoso se funde lentamente. Una receta única que esconde una doble textura que te hará fundirte de placer."

... Pues es verdad. El relleno cremoso parece hasta más frío que la cobertura del bombón. Tiene un sabor extremadamente suave y está tan rico que me olvidé por completo de hacer una foto a medio bombón para que lo pudiérais ver.


Ya habíamos recibido bombones Lindor-Lindt en otra caja de Degustabox, pero esta variedad creo que es la que más nos ha gustado.


-----



Sufrimos un boom con este tipo de vasitos de fideos, y aunque te sacan de un apuro sé de gente que los toma demasiado a menudo. Como siempre, qué os voy a decir, que tienen muchas grasas de las malas. En este tipo de recetas creo que se podrían obviar las grasas hidrogenadas, y usar grasas más saludables. 

Tienen un sabor medianamente decente (recuerdo haber probado una marca que no me gustó nada, pero éstos los he podido comer enteros, incluido el caldito), la variedad que más me ha gustado es la de pollo, y las de ternera y curry más o menos, aunque la de curry no me gusta al primer bocado, y deben pasar unos cuantos bocados para habituarme al sabor y cogerle el gustillo.
Igualmente, en todos quedan algunos restos de polvos en el fondo del envase.

Un punto que me gusta: las hierbas y verduras deshidratadas vienen en un sobre aparte, y la verdad es que dan un sabor ciertamente especialito, así que podemos elegir no echarlas o echar solo una parte. En la primera variedad que probé eché el sobre entero, pero en las otras eché menos, y me gustó más.

Un punto que no me gusta: Es fácil de hacer pero a la vez debes ensuciar otro recipiente para calentar el agua. Me gustaría que se pudiera hacer hervir el agua en el mismo recipiente, aunque creo que no debe ser demasiado fácil, ya que si no ya lo habrían hecho así. Eso sí: podrían indicar en el envase qué cantidad de agua se necesita hervir, para no pasarte calentándola, que la sobrante la acabas tirando y el agua es agua y tampoco se debe desperdiciar. Para quien lo quiera saber, son aproximadamente 200 ml. de agua los que se necesitan para cada envase.

Para sacar de un apuro me parece buena opción, aunque hay algunas otras variedades de fideos que son menos calóricos y tienen menos grasas de las malas.
Por favor: hacednos un favor y comenzad a hacer comidas preparadas con menos grasas hidrogenadas y algo menos de sal, ¡seguro que ganáis aún más adeptos!


-----


Foto de Anyol blog (olvidé hacer la foto de los dos sobres)

Costillas a la barbacoa (horno)


Compramos 1 kg de costillas de cerdo ya troceadas, y las cocinamos tal como indica en el envase: meterlas en la bolsa para horno, echar el sobre con el condimento y cocinar en el horno a 200ºC durante 1 hora. 

Salen con mucha salsa, que invita a mojar pan... pero la salsa es muy aceitosa y acaba resultando pesada, así que al final de la comida queda salsa en el plato que acabaremos tirando. Mirando los ingredientes, veo que las grasas añadidas (grasa de palma y aceite de girasol) están de los últimos ingredientes de la lista, así que llevan poca cantidad. Imagino que parte de la grasa de la salsa, pues, es la que sueltan las propias costillas, así que quizá cabría preguntarse si realmente hace falta añadirle algo de grasa al propio preparado (se podría experimentar probando a cocinar con el mismo preparado una carne que fuera muy magra, a ver qué tal saldría la salsa). 


Las costillas tienen buen sabor, aunque me las imaginaba con un aliño más pegajoso y no tan líquido (más similar a los costillares que cocinan en restaurantes de comida americana).

Están buenas, y te das un gustito. Su composición es medianamente decente, aunque al añadirle las costillas incrementamos mucho el contenido de grasa, y el contenido en sal sí que es bastante alto.


Pechugas de pollo con tomate a la provenzal (sartén)


Ya he probado otras variedades de Jugoso a la sartén en otras cajas de Degustabox. Igual que indiqué en su momento, el resultado es muy bueno, ya que el pollo queda muy jugoso y especiado, aunque no me gusta que lleve grasas hidrogenadas. Me sirvió de idea para cocinar mis propias pechugas jugosas y ligeras (sin grasas malas), y la verdad es que las hago muchas veces así, con las especias que me apetezcan en cada momento.


Entiendo que quizá sea complicado poder "pegar" las especias al papel utilizando un aceite habitual en formato líquido, pero desconozco si hay posibilidad de usar un aceite que no se licúe sin tratarse de las temidas que tan odiadas por mí grasas hidrogenadas. Espero que Nestlé esté trabajando en ello y pronto nos traiga ideas tan fantásticas como ésta y que a la vez cuiden de nuestra salud. Seguro que lo conseguiréis, no lo pongo en duda.


Me gusta más la variedad a las finas hierbas, aunque ésta también está bien, pero para mi gusto todas pecan de quedar demasiado saladas, pese a que, como veis, cocino una pechuga bastante gordita para que no quede tan salada. A Alberto le ha gustado menos y también prefiere la variedad a las finas hierbas.


-----



Hubo una temporada hace años en la que me aficioné a los Chocapic, y además tenían que ser Chocapic y no valían de ninguna otra marca (y no hablo de marcas blancas únicamente, sino de otras marcas conocidas, con cereales similares). No... es que si no son Chocapic no son lo mismo.

Además, los Chocapic son de esos cereales que te los puedes comer en seco, como snack, sin tomarlos con la leche (cosa que otros tipos de cereales de desayuno no te dan ese pie). Eso es malo, sí, porque te los tomas como postre o picoteo mientras ves la tele y acabas consumiendo más de los que deberías, pero por otra parte te da más juego saber que tienes algo dulce que picar en casa.


Estas bolsitas nos las comimos así, de picoteo en seco. El sabor a chocolate es fantástico, cómo no, es de Nestlé, y el gusto a avellana es muy rico también.

Cabe decir que cada bolsita de 30 gr. equivale a una ración de cereales (en los envases de todas las variedades de cereales indica que esos 30 gr. son los que debemos comer cada día), y yo, la verdad, si como "sólo" esta cantidad con la leche por la mañana, tengo hambre antes de salir de casa... jijijiji...

Puede que compre algún día de nuevo Chocapic, de esta variedad con avellana o de la variedad normal, que hacía mucho que no los tomaba y ahora me apetecen después de haberlos probado.



Y aquí está la reseña de todos los productos de este mes. Si tengo que elegir el producto que más me ha gustado, esta vez han sido los bombones. También las espirales de Gallo y Maggi jugoso a la sartén, aunque las hamburguesas de atún Isabel también me han sorprendido para bien. Los que menos, el refresco Laimon Fresh y las patatas de Soria natural, que me las esperaba mucho mejores.
La verdad es que ha sido una caja muy completa y con muchas cosas a comentar. Me encantan las cajas así de completitas y que me dan para soltaros el rollo!! Por cierto... ¿alguien me lee de cabo a rabo? jajajaja...



Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar en mi blog. Leo todos los comentarios pero por falta de tiempo sólo contesto aquellos en los que se me hace una pregunta o sugerencia explícitamente.
Comentarios de Anónimos no están permitidos para evitar el spam. Disculpad las molestias.