jueves, 16 de enero de 2014

Somat Gel Caps

Ya hemos pasado el ecuador de esta primera semana completa de vida normal después de fiestas. Ya pasó mi cumpleaños, que es la última celebración de la tanda, aunque pronto habrá otros eventos que celebrar, ya que estamos a punto de conocer a Paula: una sobrinita que está hoy mismo a punto de nacer.
Mientras tanto, imagino que como mucha otra gente, nos hemos puesto a dieta, para eliminar los kilos ganados en fiestas, y luego seguir eliminando kilos que ya nos sobraban de antes... jejeje. 

Por eso hoy doy tregua al tema recetas para hablar de otro producto de la marca Somat, que sigue confiando en mí para que pruebe cada novedad en su gamma que van sacando al mercado (y yo que estoy encantada de ello, ¡cómo no!).


La última novedad es Somat Gel Caps, la primera cápsula para lavavajillas completamente en gel, ya que el resto de productos similares que hay en el mercado tienen alguno de sus componentes en polvo o polvo compactado. 

Y vamos con la reseña basándonos en cada uno de los principales aspectos a valorar del producto:


Formato y dosificación
Que se venda como "la única cápsula completamente en gel" para mí no es determinante, la verdad. Entiendo que eso puede implicar que el producto no deje ningún resto o polvo blanco en la vajilla, pero la versión en pastilla Somat 10 Multiperfect que ya comentamos en el blog tampoco los deja, así que no lo considero una característica diferenciadora para decidir comprar este formato en vez de otros. 


Por otra parte el uso de cápsulas hidrosolubles o pastillas en vez de la versión líquida de Somat Multiperfect Gel que también hemos reseñado en el blog, o de algún otro detergente en polvo del mercado comporta la comodidad de no tener que dosificar nosotros mismos la cantidad que necesitamos en cada uso. Esto va bien para quien, como yo, siempre cree que la cantidad indicada por el fabricante es poca y acaba poniendo un poco más "de propina", con el despilfarro que eso conlleva. 
En cambio, unas dosis preestablecidas pueden no resultar para su uso en lavavajillas mini o programas de media carga. Para estos sigue siendo mejor opción Somat Multiperfect Gel.
También cabe destacar que con el uso de las cápsulas eliminamos el problema de Somat líquido en el que las sustancias vienen en 2 compartimentos separados y no suelen acabarse los 2 a la vez por diferencia de densidades de estos.

Ya había usado otras cápsulas con película hidrosoluble (no hay que quitarle nada para meterla en el lavavajillas), y alguna vez había tenido algún problema, ya que este recubrimiento la convierte en una cápsula de un tamaño más bien cuadrado que rectangular (véase en la foto de abajo la comparativa de forma) y alguna vez se había quedado atascado el compartimento del detergente y no se había abierto debidamente cuando tocaba, por lo que se había hecho todo el ciclo de lavado sin el detergente. Con Somat Gel Caps no he tenido ese problema... ¡Menos Mal!

Comparativa tamaños y forma de pastilla.
A la izquierda: cápsula Somat Gel Caps, a la derecha: Somat 10 Multiperfect



Otro aspecto a tener en cuenta sobre las cápsulas hidrosolubles es la facilidad con la que éstas se comienzan a deshacer, por lo que debemos tener especial cuidado con su almacenamiento para que no se mojen en absoluto. Debo decir que la primera vez que usé un producto con este recubrimiento tuve algún problema al respecto... Jejeje.


Lavado
Muchas veces he explicado que yo no paso los platos por agua antes de meterlos en el lavavajillas. Lo considero un gasto de agua evitable. Rebaño con los cubiertos o la servilleta de papel que he utilizado para comer por toda la superficie de los platos para que no queden restos sólidos de alimentos, y ya está.
Como no todos los días hago un lavado (siempre espero a que esté lleno) si veo que la suciedad de la vajilla va a oler o a resecarse mucho (sobre todo cuando son restos de pescado) lo máximo que hago es un programa de esos de aclarado (creo que son 5 minutos), que hace lo mismo que si pasase los utensilios por debajo del grifo, pero con menos agua y con la comodidad de que ya están "guardaditos" en el lavavajillas.

-Lavados largo a 65ºC y ECO 50ºC
Casi siempre utilizo el mismo lavado (65ºC), aunque sé que debería usar más el de 50ºC ECO. En realidad el lavado se hace más o menos igual con ambos programas (excepto con detergentes extremadamente mediocres, que ni con el de 65 quedan bien), pero con el de 65ºC los recipientes salen mucho más secos, y apenas hay que repasar cosas con el trapo. Como tanto Alberto como yo tenemos la comida en tupper todos los días, me da bastante pereza tener que ir secando los restos de agua de todos los recipientes de plástico y sus tapas (todos con unas yendas especiales para que se meta el agua y se te caiga encima cuando lo vayas a guardar...)
Resultados perfectos en todos los utensilios (incluidos tuppers y platos con restos resecos desde hacía 2 días, sin aclarado previo).

-Lavado corto de media hora a 45ºC
Carga completa con utensilios de todo tipo con suciedad reciente. Evidentemente se disuelve por completo sin dejar restos (si ya lo hacía la pastilla Somat 10 Multiperfect, con esta versión sería aún más fácil). Resultados buenos, aunque hay que repasar con trapo porque los utensilios no quedan secos (no sé hasta qué punto eso puede depender del detergente…).

-El utensilio por excelencia
Hablamos del estuche Lékue de vapor. No es la primera vez que digo que es el cacharro más asqueroso e impertinente de lavar a mano que tengo. Como cualquier tupper, el estuche de vapor suele quedar “aceitoso” después de su lavado a mano. En el lavavajillas eso no pasa, aunque la rejilla interior de silicona sobre la que se ponen los alimentos para cocinarlos al vapor suele quedar con restos de pieles de pescado, que es lo que suelo cocinar en él. Casi se han eliminado los restos de piel al 100% (mejor que con las otras 2 versiones de Somat: líquido y pastillas).

Otros restos de queso gratinado, chocolate, olla del caldo reseca de hace 2 días, etc. han quedado genial sin haber hecho ningún aclarado para remojar.


Perfume
Al abrir la bolsa notamos un perfume muy concentrado, más fuerte que el de un detergente para lavavajillas a mano. En realidad es el mismo perfume que la versión de Somat en Gel, aunque en el bote líquido no lo notamos tan rápidamente.
Cuando hablé de Somat Gel traté mi preocupación por el sabor residual que notaba en los recipientes de silicona, pero con esta versión no lo he notado, cosa que me lleva a pensar que aunque parece un clon de la versión en líquido existe alguna diferencia, o quizá yo sobredosificaba el producto. Punto a su favor


Comparando
En resumen general, reafirmo que los productos de Somat son los mejores que he probado para el lavavajillas, fantásticos en cualquiera de sus formatos, aunque con esta versión en cápsulas estoy aún más contenta. Ha eliminado todavía mejor los restos más difíciles de piel de pescado reseca o restos de caldo de la olla, que la versión pastilla no conseguía tan fácilmente. Así pues, tiene un poder mayor, más similar al de Somat líquido, pero sin los inconvenientes que encontraba a ese formato (el olor-sabor residual que dejaba en algunos utensilios de silicona y el líquido separado en 2 compartimentos que uno se gastaba antes que otro).

Y como todos los de la gamma Somat, no nos hace falta usar sal-antical porque protege con agua hasta dureza 30ºF (consultar con la compañía de aguas la dureza del agua de nuestro municipio), ni abrillantador, pues ya lo lleva incorporado. Además añade acción anti-almidón, de protección para el cristal y acero inoxidable brillante.

Definitivamente, una muy buena opción, y aunque ya sabemos que suele tener un precio más elevado que otras marcas, muchas veces podemos encontrar cupones de descuento tanto de Somat como del resto de productos Henkel en TuCasaClub, y además en la página de Somat suele haber muchas promos especiales o sorteos... ¿vale la pena? ¡CLARO QUE SÍ!

Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Somat -Henkel- me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar en mi blog. Leo todos los comentarios pero por falta de tiempo sólo contesto aquellos en los que se me hace una pregunta o sugerencia explícitamente.
Comentarios de Anónimos no están permitidos para evitar el spam. Disculpad las molestias.