domingo, 7 de abril de 2013

Cápsulas Puntomatic vs. Tabletas Puntomatic

¡Hola, chicos!

Este finde he estado de nuevo haciendo lavadoras, como siempre. Ahora que empieza el buen tiempo ahorraremos un poquito y pondremos la ropa a tender en el tendedero en vez de usar siempre la secadora, jejejeje.

Lo bueno es que he probado un nuevo producto de Puntomatic, las cápsulas Puntomatic, de detergente líquido, y aprovecho para haceros una reseña tanto de cápsulas como de las tabletas que os presenté semanas anteriores y que todavía no os había dado mi opinión. Espero que os sirvan mis comentarios.

Aquí están las 2 variedades: Explosión de perfume y Eficacia y cuidado.


DOSIFICACIÓN Y DISOLUCIÓN:
Como veis este nuevo producto no se usa como las tabletas de siempre. En vez de ir al cajetín de la lavadora van directamente al tambor, antes de poner la ropa. Es importante que se cojan con las manos secas, pues el plástico que las envuelve se deshace en líquido, y se liaría si la cogemos y se nos deshace en las manos... También es importante mantener las cápsulas en su bolsa, cerrada herméticamente, para evitar que se os mojen, por ejemplo si la vecina de arriba es propensa a tirarte agua.... ejeeeeeeeeeeeeem!!!!

Las tabletas vienen en una bolsita de plástico que hay que desechar, y al sacarlas a veces se rompen, con lo que recomiendo romper la bolsita directamente encima del cajetín ya abierto. Si las tabletas las metiéramos en el tambor no se desharían debidamente, y nos quedaría la ropa con restos de ellas (lo sé porque me ha pasado... jajajaja). Lo que no he probado es a poner una cápsula en el cajetín, aunque imagino que quizá quedasen restos en él...

Las tabletas son 2 por cada lavadora, y si vamos a lavar, por ejemplo, sólo 2 o 3 prendas de esas rojas que destiñen que no veas, podemos usar sólo 1 de las tabletas y guardar la otra para otra ocasión similar. En cambio, con las cápsulas ésto no podremos hacerlo. De todas formas, mi cajetín debe ser demasiado pequeño, y las pastillas no caben enteras en plano. Al quedar ladeadas, cuando cierro el cajetín rozan con la parte superior, aunque tampoco lo dejan sucio, porque no tienen una consistencia demasiado fuerte, y se deshacen fácilmente, así que no ofrecen demasiada resistencia como para afirmar que hay que forzar el cajetín para cerrarlo.

Ambas se disuelven perfectamente si se utilizan de la forma correcta, y no dejan restos en la ropa.


Elegir aquí cápsulas o tabletas es difícil, ya que con las tabletas tenemos más libertad de dosificación, pero las tabletas son más "sucias", porque es fácil que se nos deshagan y se caigan restos por ahí si no abrimos la bolsita encima del cajetín de la lavadora. Para utilizar las cápsulas sólo hace falta abrir y cerrar la bolsita para que no se nos mojen por descuido, y recordar ponerla antes de meter la ropa (o escarbar entre ella para poner la cápsula después, debajo de ésta). Quizá elegiría las cápsulas.



LIMPIEZA Y EFICACIA:
Tanto tabletas como cápsulas ya hemos dicho que se disuelven perfectamente si las usamos de la manera que se nos indica en los envases (no meter las tabletas en el tambor de la lavadora!!!).

He probado a lavar con ambos productos ropa de color, ropa oscura y ropa blanca. Era ropa de calle, y ropa interior, ropa de hogar (sábanas, toallas) y de limpieza (trapos de cocina, del polvo, bayetas...). Vamos, había de todo.

La ropa de calle no estaba excesivamente sucia, pero sí que había varias manchas de tomate y salpicones varios de comida. Se han ido sin problemas en programas de 30ºC.
Las manchas de sudor (lo típico sobadillo) no ha sido tan fácil y todavía no hay detergente que yo conozca que las elimine al 100%.
Las manchas de grasa de bici en trapos de limpieza no se han quitado al 100% en programas de 40ºC (no suelo usar programas de más temperatura al no ser que sea una lavadora exclusivamente de ropa de limpieza, cosa que no suele pasar apenas nunca).

Tampoco he usado ningún activador del lavado ni quitamanchas ni ningún otro producto, sólo la pastilla de antical.

En este aspecto, cualquiera de los dos productos (cápsulas o tabletas) me convencen por igual. He usado las diferentes variedades indistintamente (excepto las tabletas especiales para ropa blanca, que sólo las he usado para la ropa blanca, claro está...) y su poder de limpieza me ha parecido similar.


PERFUMES:
En realidad, y creo que es algo generalizado, el aroma de los detergentes es uno de los principales motivos para elegir uno u otro... ¿verdad?
Yo no uso suavizante nunca. Al tener secadora, la ropa sale suave, nada áspera ni dura, y la ropa que no seco en la secadora, se seca a la sombra, así que no queda acartonada, como cuando se seca al sol. Además, los detergentes tienen aromas muy buenos y no tiene mucho sentido camuflar uno para meterle otro. Y por último, cuna vez me dijeron que los suavizantes llevan aceites perfumados que ayudan a fijar las manchas que no se han eliminado por completo..... con lo que en definitiva, el suavizante lo tengo para otros quehaceres y no para usarlo con la ropa.... jejejeje.

Entonces para mí es importante una fragancia que se mantenga en la ropa, pero no canse, aunque con suficiente fuerza como para mantenerse después de la secadora.

Semanas atrás, cuando todavía hacía frío (había usado las tabletas Extra frescor y ponía la ropa en mi tendedero de radiador, pasé por delante de él y me vino un olor que me encantó. Le pregunté a Alberto si había echado alguna colonia en la habitación y me dijo que no, y que él también lo había notado. Nos acercamos a la ropa y.... ummmmmmm!!!! venía de ella!! nos encantó. El resto de variedades también tienen otras fragancias bastante buenas, pero creo que de las tabletas la que más es la de Extra frescor.
De las cápsulas, las de Explosión de perfume también se mantiene bastante, más que las de Eficacia y cuidado, aunque no demasiado.

Todos los aromas me gustan, recuerdo sacar de la lavadora una toallita de ésas que evita las manchas de desteñido, y tenerla pegada a la nariz durante muuuucho rato, de lo que me gustaba el olor.
No podría elegir ninguna de las variedades en concreto por su aroma, todos guardan cierta similitud y son olores muy agradables y nada cargantes para mi gusto. En este aspecto todos los productos quedan completamente empatados.



En definitiva, todas las variedades tienen una calidad muy similar. Sólo echo en falta que cualquiera de los productos incorpore el poder antical, para no tener que comprar las pastillas antical por separado (como ya llevan la mayoría de detergentes para lavavajillas).
Tampoco sería capaz de elegir cápsulas o tabletas de manera rotunda, pues encuentro que los dos productos son buenos.
El re-descubrimiento de las tabletas me ha recordado a mi infancia, y me ha sorprendido gratamente, porque yo ya no confiaba en detergentes para la ropa que no fueran líquidos (ni siquiera pongo pastillas antical cuando lavo ropa oscura, que si quedan manchas me pongo negraaaa!!!).
El nuevo descubrimiento de las cápsulas de detergente líquido también me han gustado. Nunca había usado cápsulas de este estilo, y viendo la pequeña cantidad que llevan la verdad es que me planteo la cantidad de detergente que desperdicio dosificando mucho más de lo necesario cuando uso el líquido de botellita...

Por mi parte, pues, los productos son altamente recomendables.
Si vosotros los usáis, ¿queréis darme vuestra opinión? Si tenéis alguna pregunta o alguna prueba que queráis que haga (y esté dentro de mis posibilidades), decídmelo y haré todo lo posible por probarlo.

Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Puntomatic me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).

1 comentario:

  1. la voy a probar,que me hartado de las manchas(tengo una niña de 7)

    ResponderEliminar

Gracias por comentar en mi blog. Leo todos los comentarios pero por falta de tiempo sólo contesto aquellos en los que se me hace una pregunta o sugerencia explícitamente.
Comentarios de Anónimos no están permitidos para evitar el spam. Disculpad las molestias.