viernes, 30 de noviembre de 2012

Blogs contra el hambre/Blocs contra la fam

¡Hola! hoy no hay receta, pero quería pasarme por aquí para recordaros que hoy y mañana en muchos supermercados catalanes hacen recogida de alimentos por parte del Banc dels Aliments.

Si vais hoy o mañana a comprar podréis donar alguno de los alimentos adecuados para ello (legumbres, leche, harina, conservas...) que les llegarán a las personas más desfavorecidas, aunque a través del Banc dels Aliments también podéis hacer donaciones, eligiendo además qué alimentos preferís hacerles llegar.

Desde el año pasado los blogueros queremos colaborar con la causa realizando alguna receta con productos básicos y promocionando la iniciativa, pero a mí no me ha dado tiempo a hacerla, así que os invito a pasar por mi entrada del año pasado.

Todas las recetas que realicen los blogueros este año se irán añadiendo al blog Blogs contra la fam y también podéis seguir la iniciativa en Facebook.

¡Espero que participéis toooooooooooooooodos un poquito! ¡Besos y feliz fin de semana!

domingo, 25 de noviembre de 2012

Desayuno con tortitas de salvado de avena (y muchas cosas más)

No miento si digo que hace años que no leo un libro. Ya os estaréis santiguando, pensando que vaya bibliotecaria estoy hecha y todas esas cosas. ¡Ojo! que el trabajo en una biblioteca no se trata de dedicarse a leer en absoluto (como no se encarga de eso un kioskero tampoco, por ejemplo...), así que una cosa no tiene nada que ver con la otra. Bueno, vale, sé que me estoy perdiendo mucho, sobre todo de literatura erótica de moda y esas cosas, pero vamos...

A lo que venía... que no leo libros, pero no puedo ir por la calle y ver palabras, carteles, cartas de restaurantes, cajas de cereales, etc. y no leerlas...

Leo un cartel, sonrío, miro a Alberto y él automáticamente lo lee también. No hace falta nada más, con mi cara ya sabe que hay algo "mal" escrito. A veces sí, pero otras no encuentra el fallo. A veces son pequeños errores, otras veces directamente cojo un vaso pa preparar un "chupito" vampiril con lo que me sangran los ojos.

Si estoy con mi padre y es a él a quien le digo que hay alguna falta en el cartel de alguna tienda va el hombre y se lo dice al dependiente de turno, y a mí se me llevan los demonios, porque no se da cuenta que un día le soltarán un sopapo por impertinente.... ofú!
También hay veces en las que la confianza da para decirlo, cuando es alguien de la familia quien ha escrito algo mal en algún sitio "visible" (me da igual que la lista de la compra pongan lavabajillas, no me voy a morir...). Un día le dije a un familiar que la felicitación navideña colgada del árbol de navidad tenía una falta de ortografía, y cuando nos quisimos dar cuenta, la felicitación había desaparecido... ¡hasta me sentí mal y todo! aunque no hemos vuelto a hablar del tema, que a veces es mejor dejarlo estar...

Ojo, que yo no voy de prepotente en ese tema (y si alguien piensa lo contrario que se manifieste en los comentarios... jajaja) pero me encanta leer y encontrar los fallos (que si no los hubiera mejor, pero los hay mucho más a menudo de lo que puede parecer a primera vista). Para mí es como hacer pasatiempos: una sopa de letras, un sudoku...

Y una de las últimas, que me da coraje que no veas... ¿habéis visto alguna valla publicitaria de las que todavía no tienen publicidad y que pone "este espacio es para o tu competencia"? ofúuuuuuuu!!!!!


En fin, que hablando de leer... el otro día entré en la tienda de comida de Ikea, casi a la hora de cerrar, con intención de comprar algo tipo nocilla para comer con las tortitas de salvado de avena a la vainilla que recibí de Natursoy, pero como los nombres están enoooooormes en sueco (y detrás ya en español...) no divisé nada que se asemejase a lo que buscaba, y acabé pillando al vuelo un bote de vaniljsås, que deduje rápidamente por la foto, que sería una especie de salsa de vainilla...


Podría haber sido un desayuno de dieta total (pues las tortitas de salvado de avena seguro que están pensadas siguiendo las directrices de la dieta Dukan), pero le pusimos tantas cosas "guarris" que se convirtió en un desayuno de domingo de ésos de "tómatelo y vuélvete pa la cama"... jajajaja.

El resultado...


INGREDIENTES
-Tortitas de salvado de avena a la vainilla Natursoy
-Salsa/crema de vainilla Vaniljsås de Ikea.
-Mermelada de higos
-1 higo
-1 plátano
-Sirope de caramelo


PREPARACIÓN
-Cortar las frutas.
-Calentar las tortitas en el micro un par de minutos.
-Servirlas en el plato y añadir frutas, salsas y mermeladas al gusto.
-Comer en seguida para que no se enfríen.


NOTAS
-Tortas buenísimas, con ese toque de sirope de ágave y vainilla que ya traían. Recomendables 100%, y fantásticas para quien siga dieta Dukan y no quiera complicarse haciendo las tortitas en casa.
-Satisfacen mucho, con una por persona ya hay más que suficiente.
-Explosión de vainilla, añadiéndole también la salsa de vainilla de Ikea. Recomiendo que esté a temperatura ambiente o, si estaba en la nevera, calentarla unos segundos en el micro hasta dejarla del tiempo.
-El toque de sirope de caramelo o chocolate también le va fantástico.
-El plátano es (para mí) un imprescindible para comer con tortitas, no me preguntéis por qué, porque no lo sé...
-La tortita con mermelada está muy rica, pero mucho mejor con la salsa de vainilla (y si hubiera tenido nocilla, pues mejor aún, seguro)
-Genial acompañarlas con un buen vaso de leche fría (sí, sí, aunque haga frío...)




Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Natursoy me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas con mi opinión personal), y también según el Código de Confianza C1C (no he recibido muestras de productos Ikea ni he recibido incentivación o atención especial de ningún tipo por parte de la marca).

lunes, 19 de noviembre de 2012

Tres años de blog: Bizcocho de las Carmelitas

Hoy hace 3 años que comencé con la andadura del blog!! Pensaba que no llegaría a tanto, ni cuando cumplí uno, ni cuando cumplí el segundo... y casi 700 seguidores!! este año han subido poquito los seguidores, pero es normal, que ya no visito a nadie!! mil disculpas por ello a todos, chicos!!

Para no perder la costumbre que tengo últimamente, no me explayo y os explico la receta.

Mi hermana Ana me dio masa madre para hacer el bizcocho de las Carmelitas. Dicen que trae suerte (yo no he notado nada, ni creo en esas cosas), pero no iba a dejar pasar la oportunidad de hacerlo.
Junto con el vasito de masa madre, venían las instrucciones:


Se requieren 10 días para su elaboración, que por otro lado es muy sencilla, no se requiere ni frigorífico, ni batidora. La tradición dice que la masa madre te la tienen que dar y hay que comenzar la elaboración del bizcocho un jueves, para que esté listo el sábado de la semana siguiente.

Los pasos son estos:

JUEVES: se vierte el contenido del vaso entregado en un recipiente de mayor tamaño, y se le añade un vaso de azúcar y uno de harina. NO SE MEZCLA
VIERNES: mezclamos bien con ayuda de una cuchara
SÁBADO: NO SE TOCA
DOMINGO: NO SE TOCA
LUNES: añadimos un vaso de leche, otro de azúcar y otro de harina. NO SE MEZCLA
MARTES: mezclamos con la ayuda de la cuchara
MIÉRCOLES: NO SE TOCA
JUEVES: NO SE TOCA
VIERNES: NO SE TOCA
SÁBADO: se apartan tres vasos de la masa obtenida: se entregarán a tres personas a las que desearás salud y suerte. Al resto de la masa que nos queda, le añadimos:

-2 vasos de harina
-1/2 vaso de azúcar (opcional, si no os gusta muy dulce no ponerlo)
-1 vaso de aceite (de girasol o de oliva)
-1 vaso de leche
-1 vaso de nueces troceadas
-1 vaso de pasas sin pepitas (previamente enharinadas)
-1 sobre de levadura Royal
-2 huevos enteros y batidos
-1 pizca de sal
-1 pizca de canela
-1 pizca de esencia de vainilla
-1 manzana troceada y
-ralladura de naranja

Mezclamos todo bien. Untamos un molde con mantequilla y enharinamos. Vertemos la mezcla y horneamos a 180ºC unos 45 minutos. Comprobamos que está hecho pinchando con un palillo y veremos si éste sale seco.


Yo hice algunas modificaciones:
-No puse manzana, ni pasas, ni la ralladura de naranja
-A cambio, añadí 1 zanahoria grandota: la ralle y metí 5 minutos en el microondas para que se cocinase.

Pensé que subiría mucho, así que puse la masa en 2 moldes, uno tipo plum cake de silicona y otro redondo metálico. Hice bien, pues subió mucho y se habría derramado mucha cantidad.

Yo no guardé masa madre para nadie, pues lo hice en vacaciones, al volver del viaje de novios, y no tenía a quién dársela, así que rompí la cadena!!


Eso sí...... compartí el bizcocho con la familia, y quedó riquísimo, a todos les gustó. La verdad es que el bizcocho estaba muy rico, y añadirle la zanahoria siempre es un acierto, porque le aporta un plus de jugosidad.



Yo os ofrezco un trocito virtual y os animo a cocinarlo si cae en vuestras manos un poquito de masa madre. Si a alguien le apetece hacerlo y no encuentra quién le regale la masa madre, he buscado por la web y he encontrado aquí cómo hacer la masa de arranque.


¡¡¡¡GRACIAS A TODOS POR SEGUIR VISITÁNDOME!!!!

EDITO: Tía Paca... DEP

martes, 13 de noviembre de 2012

Hamburguesa de tofu a la vasca con chips de maíz Natursoy

Muchas veces había oído hablar del tofu, el seitán, etc. pero nunca los había probado. Además, como no sé de ningún sitio de confianza para comprar estas cosas me sentía un poco más reticente. Prefería saber desde un principio de una marca que fuera buena para ir sobre seguro... porque la primera impresión es la que cuenta: algo parecido a lo que pasa con la leche de soja, que varía tanto el sabor de una marca a otra que puede ser que pruebes una y te niegues a volverla a tomar porque no te ha gustado nada, o que hayas probado una de las ricas y te hagas "fan" de ella de por vida...

En este caso no tenía ninguna opinión sobre Natursoy, pero que me enviaran un lotazo de sus productos y tenerlos directamente en la nevera ya no da lugar a las dudas propias de cuando estamos en el súper "¿lo cojo o no lo cojo?", y aquí la duda ha sido: "¿cómo nos lo comemos?"

Tenía 2 panecillos de hamburguesa por casa, así que decidimos probar las hamburguesas de tofu a la vasca, y acompañarlas de unos "nachos" de maíz, ambos productos de la marca.


El resultado: fácil, rápido, sano y ¡buenísimo!


INGREDIENTES
-2 hamburguesas de tofu a la vasca Natursoy (1 paquete)
-2 bollos de hamburguesa
-Tiras de pimiento rojo asado
-1 champiñón por persona
-1 loncha de queso mozzarella
-1-2 hojas de lechuga
-Salsas (opcional)

Para acompañar:
-Chips de maíz Natursoy (nachos)
-Mezcla 4 quesos especial gratinar

PREPARACIÓN
-Lavar la lechuga, secar bien (dejándola escurrir, o con la centrifugadora, o suavemente con un papel de cocina). Cortar en juliana y reservar.
-Limpiar y laminar los champiñones. Saltear en una sartén o parrilla muy caliente, con una gota de aceite. Salar muy ligeramente.
-En la misma sartén, calentar las hamburguesas de tofu, vuelta y vuelta. Colocar la loncha de queso un poco antes de apagar el fuego, para que se funda.
-Paralelamente, emplatar los nachos en un recipiente apto para horno/microondas, echar queso por encima y gratinar hasta que se funda (yo no quise encender el horno y simplemente lo calenté en el micro hasta que el queso se fundió...).
-Montar todos los ingredientes dentro del bollo: lechuga, hamburguesa+queso, pimiento rojo y champiñón. Salsear si se desea y servir en el mismo plato que los nachos con queso.


NOTAS
-Nunca había probado el tofu, ni imaginaba cómo sabría. Aunque sé que igualmente la hamburguesa sabría poco a tofu (pues lleva muchos más ingredientes, entre ellos arroz, harina, concentrado de tomate, especias...) me ha gustado mucho.
-Creo que no debería haber puesto la hamburguesa dentro del bollo de pan, porque habría apreciado más su suave sabor comiéndola en plato.
-Mucho más jugosa de lo que imaginaba
-Una buena opción para comer proteína vegetal (y además ecológica), que siempre será más sana que la animal (no porque la carne no lo sea, sino por la cantidad de hormonas que le meten a la carne, es lo que la hace "insana"...)
-A Alberto también le gustó, aunque comentó "a mí no me sabe a nada", ya que le puso kétchup...
-Las chips de maíz sabían muy parecidas a los típicos "Fritos", y me gustaron más que otras chips de maíz/nachos que había probado. No acerté demasiado con el queso, quizá hubieran estado mejor con una salsita para mojarlos o simplemente solos, pero la bolsa voló enseguida.



Sobre la marca os invito a que paséis por su web para informaros sobre su filosofía de trabajo: productos son ecológicos y vegetales, como alternativa a la alimentación tradicional, y como podéis ver en los que me han enviado y más extensamente en su página web son unos productos con recetas muy trabajadas, ideales para incorporarlos a nuestra alimentación diaria sin tener que "transformarlos" en platos que nos parezcan apetitosos, ya que nos los presentan listos para consumir o para no tener que tratarlo demasiado.
Además, es una empresa que practica la Responsabilidad Social Corporativa, y eso es un motivo más para tenerla entre nuestras marcas preferidas. Me invitaron a visitar la empresa pero no pude, pues era un día laborable y tenía que trabajar. Me dio muchísima pena porque me hubiera encantado conocerlos "desde dentro"... a ver si preparan algo similar un sábado, que voy de cabeza!!! :-)


Y aquí os presento el lote completo que me enviaron de Natursoy, todo ello en una mochila isotérmica que nos será la mar de útil sobre todo para el verano (en la playa o para ir de excursión al campo...)


Aquí los productos:

-Tofu griego
-Hamburguesas de tofu a la vasca
-Tofu con sésamo


-Croquetas de mijo con queso
-Seitán rebozado


-Tortitas de salvado de avena
-Naturchocos (cacahuetes con cobertura de chocolate)


-Copos de 5 cereales
-Chips de maíz


Además, junto a los productos había una especie de caja de pizza, que en realidad era un libro de recetas presentado de una manera muy original, junto a un dossier de prensa y un pen usb con un diseño monísimo, en madera, con los documentos en formato electrónico (y de 1 GB de capacidad, así que lo usaré también para meter mis propios documentos, jijiji)


Y cuando nada más llegar los productos a casa los fotografié y metí en la nevera, se quedaron los conguitos naturchocos encima de la mesa de la cocina. Ni qué decir que volaron el primer día. Están buenísimos, y sanitos, sanitos (que eso no quiere decir que no engorden, ehhhhhhhhhh?). Aunque bueno... no he podido comer muchos, que el cacahuete me da alergia, y sé cuándo debo parar: ¡1 docena y se acabó! Del resto se encargó Alberto, que probaba el primero mientras me decía que de pequeño no es que fuera muy fan de los conguitos, pero mira tú por dónde que no pudo parar hasta dejar la bolsa vacía... jejejeje.


Sobre el resto de productos os hablaré en entradas posteriores y así os doy ideas para comer estos alimentos que todavía muchos no conocemos, además que me explayaré en daros mi opinión específica sobre cada uno de ellos.

Muchas gracias a todo el equipo de Natursoy, por vuestra amabilidad y por haberme enviado estos productos tan fantásticos.

Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Natursoy me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas con mi opinión personal).

martes, 6 de noviembre de 2012

Recordando recetas y un premio

¡Hola! como habréis comprobado mi ritmo de publicación va muuuuuuuuuuuuy lento, pero poco puedo hacer al respecto, que ahora, con el cambio de horario, en cuanto se va haciendo de noche ya voy para el arrastre. Vamos, que antes de salir de trabajar ya estoy medio dormitando, como las gallinas...

El caso es que hoy no vamos a cocinar, sino a recordar una de mis recetas, y es que mi "trinxat" light de calabaza es la receta del día en Mumumío (un sitio web para comprar comida ecológica y gourmet directamente del productor).
La verdad es que esta receta la hago bastante en casa. Para Alberto su versión "normal", con patata, pero yo me lo suelo hacer de calabaza... ¡y bien rico que está! os recomiendo probarlo si todavía no lo habéis hecho.

Y también os recomiendo que os paséis por Mumumío para ver las recetas de su menú semanal, colaboraciones de varios blogueros y seleccionadas por Ana, de Mumumío. Espero que sigan contando con mis recetas para realizar sus menús, ¡yo estaré encantada!


Además, aprovecho para presentar el premio Liebster Award que me ofrece Victoria desde su blog Chup chup en la cazuela (que por supuesto os invito también a visitar, pues os encontraréis muchas recetas fantásticas).


Me halaga mucho que haya pensado en mí para otorgármelo, ya que después de estos meses de ausencia bloguera y sobre todo de la poca interacción que tengo con el resto de blogueros sé que muchos ya no me visitan como antes.

Muchas gracias por el premio, guapísima!!! eres un solete!!!

Aunque como soy una transgresora de las normas, no se lo voy a otorgar a nadie más ni voy a responder el cuestionario que supuestamente va ligado al premio, que yo ya hablo mucho de mí en el blog, y como siempre estoy abierta a que me hagáis las preguntas directamente, y yo os responderé encantada! jejejeje.
Eso sí... una de las preguntas que he visto a Victoria creo que sí que puede ser interesante como debate para quien lo quiera: Si pudieras elegir, ¿que cambiarías en la forma de alimentación infantil de hoy en día?
Está en nuestras manos, con pequeños gestos, que nuestros pequeños se alimenten mejor, sepan valorar lo casero y no se dejen llevar por los potingues industriales que se convierten en el pan de cada día de muchos.
Yo, por mi parte, no tengo hijos, y mis sobrinos ya están muy crecidos como para considerarlos niños, pero creo que hacerles partícipes en los menús y meterlos en la cocina desde pequeñitos es una buena manera de abrirles la mente a probar nuevos alimentos: si ellos los han tocado, seguro que se sienten más seguros y dispuestos a probarlos...
¿Os apetece hablar de ello?

¡Ah! y el premio para todo el que lo quiera coger, ehhh??? :-)
Besos a todos, y pronto vuelvo con una receta, sí, lo promero!!! :-)

Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C1C (Para la elaboración de este contenido, no he recibido muestras del(os) producto(s) o servicio(s) mencionado(s), ni he recibido incentivación o atención especial de ningún tipo, aunque mantengo relación con los representantes de la marca Mumumío).