lunes, 26 de septiembre de 2011

Entretenimientos - Una funda para el móvil

Hay ratos que una se aburre del Facebook y me pongo a mirar páginas de humor. Cada uno tiene sus preferidas, y la preferida de mi sobrino Andrés, que acaba de cumplir 13 años (FELICIDADES, GUAPETÓN!!!!!!) es ¡Cuánto cabrón!. Y es por esta web que encontré un tema para hacerle un regalo con mis propias manos a mi sobrino. Que es un adolescente, y no le iba a hacer una Kitty como a la sobrina de Alberto, ¿verdad?

Como mi sobrino se pasa el día hablando con smileys y onomatopeyas internéicas, tipo "Fuck yeah", "LOL" o "OMG"... decidí que mi regalo iba a ser una funda para el móvil... con el muñeco de Cuánto Cabrón que representa la carcajada "LOL".



No me voy a molestar en explicar exactamente lo que es el LOL o Fuck yeah... no tengo palabrah pa definí esso... pero si miráis un poco la página o tenéis adolescentes en casa... sabréis muy bien de qué hablo... JAJAJAJAJA...

Mi hermana me dijo el modelo de móvil de mi sobrino, cogí las medidas y un gorro de una chaqueta mía de invierno que no me pongo... y empezó la transformación... También usé fieltro y abalorios para los ojos y dientes del muñeco...



Para poner el velcro sudé un poco... porque el velcro tenía adhesivo, pero lo quise coser. Se montó un lío entre el relleno de la funda y el pegamento bastante importante... de ahí que se vea cosas blancas por el alrededor de los velcros...



Y aquí con el móvil dentro! bueno... éste es el mío, pero el suyo también cabía, y justito, que es como tiene que ir una funda de móvil para protegerlo de verdad!!



Fijaos la cara de "LOL" que se le quedó a Andrés cuando abrió el paquete!!



¡GUAPO! XD

Entretenimientos - Una bolsa para la merienda

Buenooooo, lo que me hago de rogar, ¿verdad? Pero es que estamos pendientes de la mesa y las cortinas, y me voy a dar de plazo una semanita más para ver si consigo tener al menos alguna de las dos cosas y así colgar unas fotillos apañás ya... ¿que os parece? seguro que las cortinas os dan igual... sí lo sé... así que como avance, podéis ver en mi facebook unas fotos compartidas que le he "robao" a Alberto sin su permiso... Ale... ¿que todavía no sois amigos míos? os recuerdo que "mi persona bloguera" es Locasita Amimegustacomer y la página del blog es A mí me gusta comer.

Y mientrastanto... os quería enseñar unas "cosillas" en las que he pasado los ratos, cuando no podía cocinar...

Era el cumpleaños de la sobrina de Alberto, Laia ha cumplido 3 añitos, y aprovechando que empezaba el cole, le compré una bolsita para la merienda en una mercería. Pero era tan sosaaaaaaaaaa... que había que adornarla de alguna manera!!!

Os gusta la Kitty? con su nombre también. Con telas, fieltro y abalorios...


Aquí la Kitty en primer plano...


Y un detalle de su lacito...


Queda la mar de chula también cerrada con la merienda dentro!!



También he hecho algunos broches, y otra cosita que va en la siguiente entrada.
¡Pronto las fotos de la cocina... lo prometo!

martes, 13 de septiembre de 2011

Gazpacho de sandía con toque de Cubiquesos

Yo no estoy SORDA!!! Además, cabe decir que la acústica de mi piso es pésima, y como no estemos en la misma habitación o como mucho en la colindante, ná de ná... se oye un murmullo ininteligible. Eso mismo pasa cuando suena el teléfono, que entre que lo encuentras o no está claro que quien llama, cuelga. Y es que ni siquiera está muy claro de dónde viene el sonido, así que toca paseo para un lado y para el otro (vivo en un piso de 80 y pico metros cuadrados, aunque para estas cosas parece una mansión...)

Alberto no sufre estos problemas, porque cuando hablamos a distancia yo suelo vocalizar mejor, y él me entiende (cuando quiere), y porque cuando suena el teléfono yo me vuelvo loca corriendo buscándolo, pero él sigue con sus quehaceres tan panchito.

Y a mí el no entender lo que me dicen me pone de los nervios. Alberto, en cambio, se lo toma con tranquilidad y adopta la postura "si tiene interés en que la escuche, ya vendrá"... mientras que yo le pregunto: "¿qué? ¿Qué has dicho?"... y como él no me lo repite, también me toca paseítos para ir a donde él está y que me repita lo que me está diciendo. Y es que la ley de Murphy, además, indica que los mejores momentos para hablarme son cuando estoy en el lavabo con el extractor puesto o lavándome los dientes con el cepillo eléctrico, o duchándome con el agua abierta, o secándome el pelo. Yo, lo apago todo para preguntarle otra vez: ¿QUÉ DICESSSSSSSSSSSSSSSSSSS?... y entonces ya no me habla........ o me acaba respondiendo con voz de "paleto": "que estás GORDAAAAAA!!!!" (por su semejanza fonética con "sorda") ME CAG?$(!=($€%!=!!!!!!!!

Llega el ratito de ver la tele después de cenar, y todos sabemos los problemas con el volumen: la música suena altísima, cuando los personajes hablan no se les escucha nada... subes el volumen y cuando empiezan los anuncios te pegas un susto que pa qué!!! Pero si tengo que elegir entre tener la tele bajita (y no escuchar lo que dicen) o tenerla un pelín alta, prefiero lo segundo. Para no escuchar lo que dicen o tener que poner demasiada atención, pues me voy a la cama... que ya estoy suficientemente alerta durante el día, que en el trabajo escucho sonidos irreconocibles por otros. Y es que el oído se te hace al nivel de ruido del entorno, y trabajando en una biblioteca no se me escapa cuando nadie abre una lata, habla por teléfono o hace cualquier cosa "prohibida"... jajajaja.

Y seguro que much@s (sobretodo muchas) os sentís identificadas conmigo... el mando sólo lo toco para apagar la tele. Así que me toca entonces irle diciendo a Alberto que suba o baje el volumen hasta que me encuentro cómoda con él. El otro día, pasaba de ponerlo demasiado alto a demasiado bajo, y yo desquiciada ya le decía: "¿quieres subir los números del volumen de uno en uno?"... a lo que me responde: "no, si me vas a hacer que deje el volumen en el número 13"....... OMG!!!!! jajajajajajajajajaja... no sabía si reír o llorar... y es que mi Alberto es ÚNICO!!!!!


A todo esto, espero que hoy no se haya acordado todavía de que es MARTES Y 13, porque si no seguro que desconfiaría en que el carpintero acabe de ponernos hoy la cocina. SÍ, SÍ!!! hoy tocará limpiar mucho y empezar a meter las cosas en los cajones y armarios!!!! YUPIIIIIII!!!!! faltarán cosas, claro está, como el micro, con el que hemos tenido un problema, pero ya no habrá que hacer obra-polvo-ruido, y podré cocinarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr!!!!!!!!!!!!!!!!!! lástima que tenga que reemprender la dieta de nuevo, aunque algún bizcocho quizá haga para probar que el horno funcione bien... jijiji...


Espero, en la próxima entrega, poderos enseñar el antes y el después de mi cocina. Y, mientras tanto, os dejo un gazpachito fantástico que espero poder volver a hacer antes de que se acaben estos calores. Por dios, ¡qué bochorno que haceeeee!


INGREDIENTES
-600-700 gramos de tomate rojo carnoso (gazpachero, de rama, o el que tengan en la frutería... y que esté bien madurito)
-600 gramos de sandía limpia sin cáscara (si es de la que no tiene pepitas, eso que nos ahorraremos)
-1/4 de cebolla (o al gusto)
-1 pepino español pequeñito (opcional)
-Pimiento verde (opcional, yo no le puse)
-1 diente de ajo
-Aceite, vinagre, sal y comino al gusto
-Cubiquesos a las hierbas provenzales para acompañar

PREPARACIÓN
Este gazpacho es muy fácil de hacer, si pelamos los tomates. De ahí la necesidad de que los tomates estén bien maduritos, para que no haya que escaldarlos ni nada y simplemente tirando con el cuchillo los podamos pelar. Así nos ahorramos tener que colar el gazpacho después de batido, y ya quedará ideal. Aquellos que tengáis Thermomix, podéis pasar de pelar los tomates, que la máquina lo tritura TÓ!!

-Pelar los tomates, pelar y quitar las pepitas de la sandía, pelar el resto de los ingredientes.
-Trocear todos los ingredientes y ponerlos en un vaso grande. Batir muy bien. La sandía tiene la cantidad de agua ideal para que no haga falta añadirle más, cosa que sí que tenemos que hacer en el gazpacho tradicional.
-Una vez batido, añadir aceite, vinagre, sal y una pizca de comino molido al gusto, probar y si está en su punto, poner a enfriar en la nevera. Si usaremos cubiquesos provenzales de acompañamiento, mejor que el gazpacho quede suavito.
-Remover bien antes de servir, porque el agua suele acumularse en la parte de abajo del recipiente donde lo hayamos puesto a enfriar.
-Servir en un bol o tazón, para tomar con cuchara, y un plato con los taquitos de Cubiqueso provenzales, que podremos echar dentro del gazpacho, como si se tratase de bolitas de sandía o picatostes de pan.


Qué rico, qué rico, qué ricoooooooo!



NOTAS
-Los cubiquesos le dan un toque genial, ya que el gazpacho de sandía queda más suave que uno tradicional
-Refrescantísimo
-No eché en falta en absoluto el pimiento...
-A ver quién se resiste a repetir... porque yo repito SEGURO!!!


Ay! que se me olvidaba y yo ya me iba!!! Ana María, de Pecarás de Gula, me ha otorgado el premio Pinklady... es ideal!!! y la verdad es que me gusta el rosa, y no soy cursi, eh?? así que eso de ser una Pinklady me ha molao!!! Gracias, reguapa!!!! ¿Habéis visto el flan de chocolate blanco y oreo que tiene hoy en su blog? ofú, está claro que con sus recetas PECAMOS todos!!!! :-)



Y ehto va por uhtédeh!!! para todas las chicas, el premio pink, y para los chicos que no tengan complejos y se atrevan, pues ale, también!!! que ser un poco pink no está nada mal!!!! jijijiji.